Inundaciones en Europa

Más de 100 muertos tras las gravísimas inundaciones en Alemania y Bélgica

|

El mal tiempo en el oeste de Alemania ha dejado 103 personas muertas y más de 1.300 desaparecidos,. Mientras tanto, desde el martes, 15.000 personas participan en los esfuerzos de búsqueda y rescate. Bélgica, el segundo país más afectado por el temporal, registra al menos 20 decesos. Países Bajos y Luxemburgo también se ven afectados.

Las cifras podrían variar debido al colapso del sistema de telefonía móvil. Miles de bomberos y rescatistas se han movilizado para asistir a la población en los lugares más afectados.

De momento, fueron confirmadas al menos 43 muertes en el estado de Renania del Norte-Westfalia y 60 en el vecino Renania-Palatinado. 

El presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, pidió «luchar con decisión» contra el cambio climático. Este desastre natural registra la cifra más alta de pérdida de vidas en el país desde 1962, cuando 340 personas murieron.

Por su parte, Malu Dreyer, primera ministra de Renania-Palatinado, ha calificado los acontecimientos como “inundaciones de dimensiones catastróficas”.

Las inundaciones han arrasado con vehículos, casas y más de 4.500 personas han tenido que ser evacuadas ante las fuertes corrientes de agua. La operación de rescate inició el martes y, desde entonces, han intervenido 15.000 personas, incluido el ejército.

En Renania del Norte-Westfalia se confirmó el deceso de dos bomberos durante una intervención de rescate mientras avanza la evacuación urgente de 500 pacientes de la Clínica de Leverkusen. Allí, más de 130.000 hogares se encuentran sin energía y a la espera de ayuda de las autoridades. 

Las autoridades belgas han informado que por lo menos 20 personas han fallecido en su territorio como consecuencia de las lluvias torrenciales, mientras que cuatro personas están desaparecidas. Además, algunas ciudades del este han sufrido daños materiales aún sin cuantificar.

Las carreteras y el tráfico ferroviario se han visto cortadas y estancadas. Además, aproximadamente 41.000 hogares permanecen sin electricidad.  Asimismo, muchas viviendas sufren la escasez de agua potable.

Mientras tanto, las autoridades de Países Bajos han sugerido al público evacuar la provincia de Limburgo ante los efectos de las lluvias que amenazan al país.

Además, en ese país, el rey Willem-Alexander y la reina Máxima llegaron el jueves por la noche a Valkenburg, otra de las ciudades neerlandesas afectadas, con la pretensión de apoyar a los residentes y a los servicios de emergencia.

En cuanto a Francia, el noroeste del país ha sido la parte más afectada. Las lluvias inundaron los campos, varias casas y el museo de la Primera Guerra Mundial en Romagne-sous-Montfaucon.

El último desborde de ríos importantes como el Rin, Mosa y Sena a causa de las lluvias ocurrió en 1995. Los países afectados fueron Alemania, Holanda, Bélgica y Francia. Más de 250.000 personas tuvieron que ser evacuadas y se registraron 25 muertos. Los daños materiales se acercaron a los 3.000 millones de dólares.