Represión en Cuba

Más de 200 dirigentes iberoamericanos piden a la OEA que intervenga en Cuba

|

200 dirigentes iberoamericanos ha hecho llegar al Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, un mensaje público, mediante el cual respaldan “de la manera más categórica” su reciente condena sobre la represión de las protestas desatadas en Cuba.

El documento, suscrito por senadores, diputados, funcionarios activos y retirados, dirigentes políticos, defensores de derechos humanos, intelectuales, escritores, editores, prelados, artistas, periodistas, profesores universitarios, y voceros de diversas ONGs,  respalda plenamente a Almagro cuando afirma “es imprescindible que la dictadura (cubana) caiga”, y propone un plan de acción para lograr este fin.

En este sentido, piden al secretario general de la OEA encabezar “una iniciativa regional, con el fin de apoyar al sufrido pueblo de Cuba y de lograr que se produzca un cambio en esa nación hermana, a fin de que pueda recuperar la democracia, las libertades y que, finalmente, sea de nuevo incorporada a la OEA como miembro pleno”.

“Durante décadas, la tiranía cubana se ha excusado de cumplir los mandatos del sistema interamericano, argumentando que no pertenece a la OEA. Sin embargo, la Organización de Estados Americanos es mucho más que una estructura diplomática que se rige por ciertos acuerdos y resoluciones. La OEA encarna un conjunto de valores y principios universales que deben ser cumplidos por todas las naciones del mundo, pertenezcan o no a esa organización multilateral”.

Entre los firmantes del pronunciamiento en favor de Almagro se encuentran el expresidente de Costa Rica, Miguel Ángel Rodríguez; la senadora colombiana, María Fernanda Cabal; el eurodiputado, Hermann Tertsch; la dirigente venezolana, María Corina Machado; la senadora boliviana, Centa Rek; el senador chileno Felipe Kast; el diputado ecuatoriano, Juan Fernando Flores; los diputados mexicanos, Juan Carlos Romero Hicks y Marco Adame Castillo; además de otros 40 parlamentarios activos.