Más Madrid da el sorpasso al PSOE, y ya es primera fuerza de la izquierda en Madrid

|

Enorme varapalo para Pedro Sánchez y la estrategia diseñada desde Moncloa. La operación de las mociones de censura en Murcia y Madrid se ha saldado con el fracaso más estrepitoso. La jugada, sobre el tablero, estaba minuciosamente diseñada, pero ha chocado con la realidad. Los españoles que han podido votar han dado una lección sin precedentes a Pedro Sánchez.

El PSOE no solo ha perdido Madrid sino que ha perdido su condición de primer partido de la izquierda y le ha entregado, tras una campaña desastrosa, su lugar a Más Madrid, que le da el sorpasso y se sitúa como segundo partido de la Comunidad en numero de votos.

La doble derrota del PSOE mete a la formación de la calle Ferraz en una deriva muy complicada. El PSOE pierde frente a Isabel Ayuso y pierde Frente a Monica García.

El PP, con la altísima participación en el 76%, ha sido la fuerza más votada en todos los municipios de la Comunidad de Madrid, salvo en dos -El Atazar y Fuentidueña de Tajo- donde el PSOE se ha hecho con la mayoría de votos, mientras que en Navarredonda y San Mamés se ha registrado empate entre populares y socialistas.

El PP ha logrado el 44,37 % de los votos en toda la Comunidad, frente al 22,23 % de las anteriores elecciones.

Ayuso ha obtenido más del 60 % de votos en municipios como Majadahonda, Pozuelo de alarcón, las Rozas o Boadilla del Monte y ha superado amplias mayorías en Navacerrada, Paracuellos del Jarama, Somosierra, Villanueva de la Cañada o Villaviciosa de Odón.

Incluso se ha hecho con elevados porcentajes de voto en municipios que tradicionalmente son más de izquierdas como Rivas Vaciamadrid, Zarzalejo, Getafe o Leganés.

En el caso de Madrid capital, el PP ha sido el partido más votado en los veintiún distritos de la ciudad, donde ha obtenido el 44,29 por ciento de los votos, por delante de Más Madrid (18,04 %) y del PSOE, que ha logrado el 16,82 % de apoyos, lo que supone una notable caída, pues en los comicios de 2019 los socialistas fueron la fuerza ganadora en Madrid con un 25,88 por ciento.

El distrito de Salamanca y Chamartín es donde la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, ha obtenido el mayor número de papeletas, un 62,07% y un 60,24 %, respectivamente.

Por encima del 50 % de votos el PP también ha ganado en Chamberí (55,55 %); Moncloa-Aravaca (53,65 %); Retiro (52,59 %); Hortaleza (52,28 %); Fuencarral El Pardo (51,85 %) y Barajas (50,12 %).

Más Madrid ha sido el segundo partido más votado en 16 distritos: Arganzuela, Barajas, Carabanchel, Centro, Chamartín, Chamberí, Latina, Moncloa-Aravaca, Moratalaz, Puente de Vallecas, Retiro, San Blas, Tetuán, Usera, Vicálvaro y Villa de Vallecas.

El PSOE solo ha conseguido situarse como segunda fuerza en cuatro distritos: Ciudad Lineal, Fuencarral El Pardo, Hortaleza y Villaverde, en tanto que Vox ha sido el segundo partido más votado en el distrito de Salamanca.

Más Madrid suma 24 escaños, 4 más que en 2019 y los mismos que el PSOE, al que además aventaja en número total de votos, con 613.213 frente a los 608.964 de los socialistas.

Es, no obstante, un éxito agridulce, pues el PP supera con sus 65 la suma total de escaños del bloque de la izquierda (58: 24 de Más Madrid, 24 del PSOE y 10 de Unidas Podemos), por lo que a Ayuso le bastaría la abstención de los 13 diputados de Vox para gobernar.

«Creo que los datos son malos, claramente: el bloque progresista ha perdido espacio», ha admitido García, quien no obstante ha reivindicado que Más Madrid ha estado «intentando empujar a este bloque» y su apuesta por «poner en el centro a la Comunidad de Madrid» les ha dado resultado.

«En esta campaña hemos hecho todo lo que ha estado en nuestras manos, (pero) no ha sido suficiente», ha insistido la candidata, quien ha destacado que entre «el ruido» y «el fango» ella se ha «dejado la piel» defendiendo un mensaje fundamentado en «las cosas que de verdad importan», como rezaba su eslogan.

Ha prometido que seguirá trabajando en la Asamblea regional «para defender los intereses de los madrileños», descartando cualquier rumor de incorporación a la política nacional. EFE