Melilla vive la cuarta noche de acoso migratorio, primera con Ejército desplegado

|
Melilla ha vivido la cuarta noche consecutiva de alta presión migratoria y acoso al perímetro fronterizo entre Marruecos y España , la primera con el Ejército desplegado en el refuerzo de la vigilancia y control.

La Delegación del Gobierno en Melilla ha confirmado que, ante esta situación, ha tenido que ser activado el dispositivo anti intrusión, que está actuando en estos momentos, en el que participan efectivos de la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Policía Local, además del Ejército.

A diferencia de las dos últimas noches, en las que los intentos de entrada pudieron ser frustrados, en la noche de este jueves han podido acceder parte de los que han conseguido aproximarse al perímetro fronterizo por diferentes puntos.

Las imágenes de personas corriendo por Melilla tras saltar la valla se han viralizado en la ciudad.

Por ahora no hay confirmación oficial de la Delegación del Gobierno sobre el número de personas que podría haber entrado.

Se trata de la cuarta noche consecutiva de presión migratoria en Melilla, la primera de las cuales tuvo lugar en la madrugada del martes y se tradujo en la entrada de 80 migrantes de origen subsahariano a las 4.45 horas, que lograron bordear el Dique Sur en un intento de más de 300.

El segundo intento fue el martes a las 23.40 horas, también en la misma zona y participaron 40 inmigrantes, aunque ninguno de ellos pudo entrar.

El último se había producido en la madrugada de ayer, en el que participaron alrededor de un centenar de personas de origen marroquí por la zona entre el Río de Oro y Mariguari, que fue frustrado por la actuación de agentes españoles y marroquíes.

En cambio, la delegación en Melilla del Sindicato Unificado de Policía (SUP) afirmó en Twitter que fueron «cientos de jóvenes marroquíes» los que «han saltado la valla» y colgó un breve vídeo del intento de entrada.