Ministerio de Justicia ruso pide la disolución de una Agencia Judía

|

La medida es vista en Israel como represalia por la postura crítica del Estado judío ante la invasión de Rusia a Ucrania.

El ministerio de Justicia ruso pidió la disolución en Rusia de la Agencia Judía, que se ocupa especialmente de la inmigración en Israel, indicó el jueves un tribunal moscovita, en plenas tensiones alrededor del conflicto en Ucrania.

«El tribunal recibió una queja administrativa del departamento principal del Ministerio de Justicia en Moscú pidiendo la disolución (…) de la organización sin ánimo de lucro ‘Apoyo de relaciones con la diáspora judía, Agencia Judía Sokhnut'», indicó la portavoz de la corte Basmany de Moscú, Ekaterina Buravtsova, citada por la agencia Interfax.

La portavoz  indicó que el 28 de julio se llevará a cabo una «discusión solicitada por el juez» para tratar el asunto.

Tras la declaración del tribunal, Israel indicó que enviará una delegación a Moscú la semana próxima «para garantizar la continuación de la actividad de la Agencia Judía en Rusia», señaló en un comunicado la oficina del primer ministro Yair Lapid.

«La comunidad judía en Rusia está profundamente conectada con Israel», dijo Lapid, que aseguró que continuará «actuando a través de anales diplomáticos para que la importante actividad de la Agencia Judía no cese”.

Según medios rusos, el Kremlin ha pedido el cierre de las oficinas.

Este paso es visto por prensa israelí como una posible represalia de Rusia ante Israel por la postura crítica del Estado judío ante su invasión de Ucrania, aunque las autoridades israelíes han mantenido un perfil bajo sobre el asunto para no enemistarse con el Kremlin. Entre otras cuestiones, Israel no ha impuesto sanciones a Moscú, a diferencia de EE.UU. y sus aliados occidentales.

Desde el inicio de la crisis desatada por la guerra de Ucrania, la Agencia Judía -con presencia en muchos países de todo mundo- ha facilitado y liderado el traslado a Israel de muchos de ucranianos y rusos con raíces judías que pueden obtener la nacionalidad israelí bajo la denominada Ley del Retorno.

A parte de miles de ucranianos, unos 10.000 rusos con origen judío emigraron a Israel tras el inicio del conflicto.

Operando en Moscú desde 1989

La organización, creada en 1929, se encarga de organizar la emigración a Israel de personas de origen judío.

Empezó a operar en Rusia en 1989, dos años antes del desmantelamiento de la Unión Soviética, tras el cual centenares de miles de judíos de toda la URSS llegaron a Israel.

La petición de disolución se produce en un contexto tenso en las relaciones entre Israel y Rusia a raíz de la ofensiva rusa en Ucrania, que el gobierno israelí condenó.