Corrupción. Vista a la izquierda

Ministras españolas acusan a jueces argentinos por condenar a Kirchner por corrupción

|

El grupo de fundadores de Podemos salen en tromba en defensa de Cristina Fernandez de Kirchner, condenada por corrupción

Dos varas de medir. Cuando el condenado por corrupción es un rival político, se lanzan sobre él sin compasión y se inicia un proceso de linchamiento mediático, político y social inmisericorde. Cuando el condenado es, sin embargo, de los suyos, salen en su defensa y atacan al sistema judicial. Hablan entonces de mafias, tramas, confabulaciones y contubernios contra la pobre (es un decir, claro) izquierda multinacional (o multinacional de la izquierda).
La sentencia que ha condenado por corrupción a una de las grandes «capos» de esa multinacional, Cristina Fernandez de Kirchner, ha generado una reacción de ciega defensa en Twitter por parte de los principales fundadores de Podemos. El hecho de que sean los principales «fundadores» del partido morado, da que pensar sobre los variopintos vínculos entre la corrupta lideresa y sus terminales españolas.
Íñigo Errejón, líder de Más País y fundador de Podemos, ha dicho sin rumbo alguno que : «Van contra Cristina porque persiguen las políticas de redistribución del ingreso, la igualación de oportunidades, el matrimonio igualitario, la decisión por la soberanía económica y el compromiso con los más humildes. Y con eso no van a poder».

Ministros españoles atacan a jueces argentinos 

La ministra Irene Montero, en unas manifestaciones que encierran una enorme gravedad porque se trata de la ministra de un gobierno extranjero que se inmiscuye en el poder judicial argentino, señala: «La guerra judicial y mediática es la herramienta de los poderosos para frenar los avances democráticos. Buscan disciplinar a millones destruyendo a una. No les saldrá bien, somos más. Vicepresidenta, querida Cristina, todas contigo».

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, con idéntica gravedad que Montero, ha acusado: «La persecución judicial y mediática contra los y las líderes populares que no pueden doblegar en las urnas es una constante de nuestro tiempo. No hay nada más antidemocrático. Todo nuestro apoyo desde Podemos a Cristina Fernández de Kirchner».

Pablo Echenique desde su cuenta de Twitter acusa directamente a los jueces argentinos de la comiso de gravísimos delitos: «Jueces que falsifican facturas de una bacanal con ejecutivos de los medios de derechas a los pies de los Andes. Jueces que juegan al fútbol con el fiscal en una finca de Macri. Jueces corruptos. Una justicia golpista».
Juan Carlos Monedero da un paso más y acusa no solo de delitos a los jueces argentinos sino que también les insulta y habla de los «jueces sinvergüenzas que le afinan a la derecha argentina lo que no le dieron las urnas»: «Un golpe de Estado ‘blando’. Lawfare que debiera llevarles a ellos a prisión».