GRANDES RESULTADOS

Las promesas electorales cumplidas por Bolsonaro en su primer año de mandato

|

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, comenzó el 2020 optimista y calificó de “victorioso” su primer año de Gobierno.

“Que Brasil continúe siguiendo el camino de la prosperidad y que este sea un año tan victorioso para el pueblo brasileño como lo fue en 2019”, escribió el presidente en su página en Twitter en el saludo de Año Nuevo que dio a los brasileños.

El mandatario, quien además recalcó que en el 2020 “trabajaremos día y noche” para “cambiar el destino de nuestra nación”.

Se ha cumplido el primer aniversario de su presidencia, siendo clave la quiebra de la desigualdad entre la clase política y la población civil, dado que terminó con los privilegios del sector público -una decisión que ahorrará miles de millones a los brasileños-.

Los funcionarios públicos en Brasil son un millón de personas y ganan el equivalente a 20 millones personas en el sector privado, y con la reforma se espera ahorrar un billón de reales en 10 años, lo que permitirá mayor inversión en infraestructura y disminución de la carga tributaria.

Bolsonaro aprobó la ley de la libertad económica, que busca disminuir la burocracia y permitirá crecer a los emprendedores (la Bolsa de Valores llegó a casi 120.000 puntos (con Dilma fueron 40.000).

A nivel internacional, se enfrentó al globalismo por los incendios de la Amazonía que desataron una campaña en su contra, donde incluso se propuso ante la ONU quitarle a Brasil el control de la selva para que sea “global”. Pero las estadísticas mostraron que los incendios fueron más escasos que lo normal y que fue una campaña con fines políticos.

Contra el cinismo ecológico

Asi quedó al descubierto el arraigo ideológico del supuesto ecologismo, y la doble vara de medir con Bolivia, donde el ahora expresidente Evo Morales firmó un decreto para permitir la quema de los bosques sin restricción de tiempo, quebrando así el ciclo natural y la técnica ancestral, que provocó la destrucción de más de 5,3 millones de hectáreas y mató a 2,3 millones de animales. Sin embargo, no fue condenado a nivel mundial, sino que participó de la cumbre del cambio climático como héroe ambiental.

En Brasil, fiel a las sospechas de Jair Bolsonaro, se demostró que los incendios fueron provocados por supuestos ecologistas.

En el país hoy hay además menos muertes violentas que en la última década. A nivel nacional los homicidios bajaron un 22,6 %. Además, disminuyó el robo. En Río de Janeiro bajó un 3,6% el robo callejero, que incluye el robo de peatones, el robo colectivo y el robo de teléfonos móviles.

Cuba y Venezuela

Mientras la izquierda, el Partido de los Trabajadores, estuvo en el poder el dinero de los contribuyentes brasileños no solo financió obras en tiranías como Cuba y Venezuela, sino que además se otorgaron préstamos. Hasta octubre de 2018, Cuba le debía al Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) 17,4 millones de dólares en cuotas vencidas en junio, julio y agosto.

En plena campaña presidencial, Bolsonaro anunció que con su gobierno eso llegaría a su fin. Como tal, anunció que BNDES no estaría más al servicio de tiranías y así lo ha cumplido.

Fuente: PanamPost – Agencias