PUBLICIDAD

Polémica por la utilización de un fármaco contra la malaria para combatir el coronavirus

|

Las autoridades francesas autorizaron el pasado lunes el uso de cloriquina, un agresivo antipalúdico, para su suministro a los casos más graves de coronavirus.

Cuestionado por parte de la comunidad científica, ha sido añadido a la lista de tratamientos candidatos para luchar contra el Covid-19 en un ensayo clínico.

PUBLICIDAD

La cloroquina y su derivado hidroxicloroquina son dos fármacos genéricos que durante años se han usado para tratar la malaria. A parte de combatir el parásito que provoca esta enfermedad, también tienen efectos moduladores del sistema inmune, por lo que también los toman las personas que sufren enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide y el lupus.

Didier Raoult, director del Instituto hospital-universitario Mediterráneo de Infección de Marsella, lideró un ensayo clínico en el que un número reducido de personas diagnosticadas con Covid-19 recibieron cloroquina. Según el médico, al cabo de seis días, solo el 25% de los pacientes mostraron síntomas del virus.

El doctor difundió su prueba como un caso de éxito y se convirtió en una de las voces que reclama la utilización de ese medicamento antipalúdico para combatir la pandemia de coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha puesto en marcha el denominado como “Ensayo de la Solidaridad”, un proyecto de investigación internacional en el que participa España y que tiene como objetivo aunar conocimientos relacionados sobre las investigaciones en marcha para acelerar la búsqueda de una vacuna o tratamiento eficaz, ha señalado que se han encontrado algunos “indicios de que podría ser útil, pero no hay estudios claros y rigurosos que se hayan realizado para probar o refutar que la cloroquina es efectiva”.

Ante el riesgo de acaparamiento en España, el Gobierno de Pedro Sánchez ha cancelado la venta de estos dos fármacos en farmacias y que ha decretado que todas las reservas existentes serán intervenidas y controladas para garantizar que llegan a los enfermos crónicos y a los hospitales donde hay gente con Covid-19, según informó el lunes la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

PUBLICIDAD