PUBLICIDAD

Trump desclasifica la foto del héroe canino que capturó al líder del ISIS

|

Un perro «hermoso y talentoso» se ha convertido en las últimas horas en el héroe de la operación militar estadounidense contra el líder del grupo terrorista Estado Islámico (EI), Abu Bakr Al Bagdadi, después de que se conociera que resultó herido tras la detonación del chaleco bomba del terrorista.

El can, cuya identidad y sexo no han sido revelados por el Pentágono al tratarse de información «clasificada», persiguió a Al Bagdadi por un túnel en un recinto situado en el noroeste de Siria hasta que el líder del EI se vio acorralado y sin opciones de salir vivo, por lo que optó por detonar los explosivos que cargaba para suicidarse antes de ser capturado.

PUBLICIDAD

El episodio de la persecución lo dio a conocer este domingo el propio presidente estadounidense, Donald Trump, al describir con detalle la operación militar que acabó con la vida del fundador de EI y con el perro militar herido.

«Nuestro ‘K-9’, como le llaman. Yo le llamo un perro. Un perro hermoso, un perro talentoso, fue herido y traído de vuelta (por los militares)», dijo Trump en su discurso en la Casa Blanca sobre la muerte de Al Bagdadi.

A pesar de no revelar su identidad, Trump sí que publicó este lunes una fotografía del héroe canino, al que catalogó de «maravilloso».

En la imagen se puede apreciar que se trata de un perro pastor Malinois, la misma raza que utilizó el Ejército estadounidense en la redada que acabó con la vida del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, en 2011.

PUBLICIDAD

De hecho, el Club Estadounidense Belga Malinois ya ha corroborado que es un ejemplar de esta cotizada raza, de acuerdo con el diario The New York Times.

El Pentágono también ha ofrecido este lunes más detalles sobre la evolución de su estado de salud, aunque ha evitado publicar su nombre.

«No vamos a dar a conocer el nombre del perro ahora mismo. El perro está todavía en el quirófano. Ligeramente herido, pero recuperándose totalmente», explicó hoy el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Mark Milley, en una rueda de prensa en el Pentágono, ante la expectación generada en EE.UU. por conocer la identidad del can.

La unidad «K-9» del Ejército estadounidense está formada por perros militares que son empleados para buscar y detectar explosivos, minas y drogas, además de perseguir ciertos objetivos, como ocurrió en el caso de Al Bagdadi.

Según medios de comunicación, estos perros altamente entrenados pueden costar entre 25.000 y más de 280.000 dólares cada uno, dependiendo del nivel de experiencia y habilidades que posean.

PUBLICIDAD

La identidad del perro, considerado ahora un héroe en Estados Unidos, será previsiblemente revelada en el futuro, pero por ahora es información «clasificada» para el Pentágono.