PUBLICIDAD
EN WASHINGTON

Trump, el primer presidente de EEUU que acude a la marcha contra el aborto

|

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha acudido a la marcha provida que se ha celebrado este viernes en Washington. Por primera vez en la historia un presidente ha respaldado a los miles de estadounidenses que exigen el respeto a la vida desde la concepción y el fin al aborto.

Mike Pence, vicepresidente de Trump, fue el primer vicepresidente que asistió a una marcha provida en el 2017. En 2018 y 2019, el presidente participó a través de una videoconferencia. Esta vez, ha ido en persona a una Marcha por la Vida en la que se han congregado más de medio millón de personas.

Desde su llegada a la Casa Blanca, Trump ha demostrado su compromiso con la defensa de la vida y con los más débiles, los niños no nacidos. En este sentido, recuperó mediante una orden ejecutiva la prohibición del uso de fondos del Gobierno para financiar a ONG que practiquen o promuevan abortos en el extranjero.

La primera Marcha tuvo lugar hace 47 años, después de que la Corte Suprema legalizara el aborto en 1973. Desde entonces, miles de personas se han congregado cada año en el corazón de la capital para abogar por la sacralidad de la vida.

El aborto se legalizó mediante una falsa denuncia de violación que dos abogadas feministas presentaron tras darle un plato de comida a una mujer embarazada que vivía en la calle a cambio de su declaración falsa.

La presentaron como Jane Roe, nombre también falso. Pero Norma McCorvey nunca abortó. Dio en adopción a su hija y hasta el fin de sus días se dedicó a ser activista provida. Su cruzada fue en respuesta al dolor que le causó saber que el hambre que sufría fue aprovechada para legalizar una práctica que hasta ahora ha matado a más de 61 millones de personas en EEUU, de los cuales 20 millones eran hijos de madres negras.

PUBLICIDAD