PRESENTADO POR SEIS SENADORES

Un proyecto de ley permite a los estadounidenses demandar a China por la pandemia

|

Artículo de Frank Fang, en Epochtimes

Seis senadores republicanos han presentado conjuntamente un proyecto de ley para permitir a los estadounidenses demandar a China por la pandemia de Covid-19 en los tribunales federales de EEUU.

“Los estadounidenses que han sido víctimas de las mentiras y el engaño del Partido Comunista Chino (PCCh) … merecen la oportunidad de hacer responsable a China y exigir una compensación justa”, declaró Martha McSally (R-Ariz.), en un comunicado de prensa del 20 de julio desde su oficina.

El proyecto de ley proporcionaría a los estadounidenses las “herramientas legales necesarias para demandar al gobierno chino en un tribunal federal por crear y empeorar la pandemia de Covid-19”, agregó McSally.

La legislación fue presentada conjuntamente por McSally, Josh Hawley (R-Mo.), Marsha Blackburn (R-Tenn.), Tom Cotton (R-Ark.), Thom Tillis (R-N.C.), y Mike Rounds (R-S.D.).

Beijing inicialmente se esforzó por ocultar la propagación del virus del PCCh, comúnmente conocido como el nuevo coronavirus, que causa la enfermedad Covid-19. Silenció a ocho doctores, entre ellos Li Wenliang y Ai Fen, respectivamente un oftalmólogo y el jefe del departamento de emergencias del Hospital Central de Wuhan.

Los médicos informantes fueron silenciados después de publicar en las redes sociales chinas una nueva forma de neumonía que se estaba propagando en la ciudad de Wuhan a finales de diciembre.

La Organización Mundial de la Salud también se retractó recientemente de su afirmación inicial de que Beijing informó del brote del virus a finales del año pasado al organismo mundial de la salud, diciendo en cambio que el organismo se enteró del brote a través de un anuncio en el sitio web de la comisión de salud de Wuhan.

Estados Unidos, después de presenciar su primer caso confirmado del virus en el estado de Washington a mediados de enero, ahora tiene más de 3.8 millones de casos de infección y más de 140,950 muertes por el virus.

El senador Cotton dijo que el encubrimiento de Beijing “llevó a miles de muertes innecesarias y a un daño económico incalculable”, según el comunicado de prensa. Añadió: “Es apropiado que hagamos responsable al gobierno chino por el daño que ha causado”.

El proyecto de ley, denominado Ley de Justicia Civil para las Víctimas de Covid, enmendaría la Ley de Inmunidades Soberanas Extranjeras, que es una ley estadounidense que impide que los países sean demandados en Estados Unidos.

La enmienda despojaría a cualquier estado extranjero, en particular a China, de su inmunidad soberana por “cualquier acción u omisión imprudente”, incluida la “indiferencia consciente de la necesidad de informar rápidamente o de ocultar deliberadamente la información pertinente” causante de la pandemia, según el texto del proyecto de ley.

Mientras tanto, cualquier ciudadano o residente de Estados Unidos que haya sido perjudicado por tales “acciones u omisiones” podrá demandar al estado extranjero “en cualquier tribunal de distrito apropiado de EEUU.”.

El demandante “recuperará el triple de los daños que sufra y el costo de la demanda, incluidos los honorarios de los abogados”, según el proyecto de ley.

Los tribunales de EE.UU. tendrían la facultad de emitir cualquier orden judicial o mandato judicial contra estados extranjeros, como la congelación de cualquier activo del régimen chino.

Asimismo, podrían detener cualquier procedimiento legal si el secretario de Estado de EEUU. determina que Estados Unidos está “participando en una discusión de buena fe con el estado extranjero demandado”. La suspensión está limitada a no más de 180 días, y puede ser extendida por otros 180 días como máximo, según el proyecto de ley.

Los fiscales generales de los estados también podrían presentar una demanda civil ante los tribunales de distrito de EEUU en nombre de sus residentes estatales.

Si se convierte en ley, la enmienda podría aplicarse a las acciones del régimen chino, o a la falta de ellas, antes o después de la promulgación del proyecto de ley.

“Esta pandemia está lejos de haber terminado, y todos los días los estadounidenses siguen sufriendo gracias a la incompetencia y las mentiras del PCCh. Las víctimas merecen tener su día en el tribunal”, declaró Hawley en el comunicado de prensa.

Se han presentado por lo menos diez demandas en Estados Unidos contra China, alegando que las autoridades chinas no hicieron lo suficiente para detener la propagación del virus. Ocho de ellas son demandas colectivas, mientras que las otras dos fueron presentadas por los fiscales generales de Missouri y Mississippi.

Robert Boone, abogado de Los Ángeles, dijo a The Associated Press en mayo que estas demandas se enfrentaron a “una batalla ardua” para cumplir con ciertas excepciones en virtud de la ley de inmunidades extranjeras.

La Ley de Justicia Civil para las Víctimas de Covid ha incorporado elementos de los proyectos de ley anteriormente independientes presentados por McSally y Blackburn (S.3592), Hawley (S.3588) y Cotton (S.3662), según el comunicado de prensa.