Nuevo escándalo de Facebook: documentos filtrados revelan vergonzosos secretos internos

|
«Facebook y su consejero delegado, Mark Zuckerberg, se enfrentan a un nuevo escándalo después de que documentos internos muestren que la empresa ha dado un trato especial a los usuarios privilegiados y poderosos mientras que a los pequeños se les dice que se sometan y den las gracias a Facebook.
Según un informe del Wall Street Journal, el programa «XCheck» de Facebook ha protegido a los usuarios VIP del proceso habitual de moderación de la empresa. «Estos individuos pueden violar nuestras normas sin ninguna consecuencia«, dice el memorándum que acompaña al programa, que nunca debería haberse hecho público, ya que Facebook es «la plataforma más transparente».
Esta última filtración de documentos comprometedores, pero en absoluto vergonzosos, para el gigante de las redes sociales, que está regando el Congreso con suficiente dinero para mantener sus abusos totalitarios fuera de los libros, llega después de que la compañía afirmara ser «la plataforma más transparente en línea». Y nos encontramos con que no sólo no es la plataforma más transparente, no sólo es la menos transparente, sino que está tan a la izquierda que aplica el manual soviético de la doble moral: una regla para los privilegiados, un control estricto para el resto, a los que además se les pide que den las gracias a Facebook por dejarles usar su plataforma.
Facebook tenía un problema en sus manos. Los usuarios publicaban mensajes que eran detectados por el sistema de moderación automática de la empresa o eliminados por sus moderadores humanos. El problema no era que los moderadores, humanos o no, se equivocaran al borrar los mensajes. No, el problema era que las personas que estaban detrás de las publicaciones que había que borrar eran famosas o importantes, y la empresa no quería tener un problema de relaciones públicas con ellas.
Así que Facebook desarrolló un programa llamado XCheck, o verificación cruzada, que se convirtió en una lista blanca secreta.
A lo largo de los años, XCheck permitió que celebridades, políticos, influenciadores, atletas, activistas, periodistas e incluso «influenciadores de animales» como «Doug the Pug» publicaran lo que quisieran, con pocas o ninguna consecuencia por violar las «reglas de la comunidad», mientras que otros fueron estrictamente controlados, incluso abusados.
«Para unos pocos miembros selectos de nuestra comunidad, no aplicamos nuestras políticas y normas», dice un informe interno de Facebook publicado como parte de una investigación del Wall Street Journal.
«A diferencia del resto de nuestra comunidad, estos individuos pueden violar nuestras normas sin ninguna consecuencia».
«Unos pocos miembros» es un término relativo en Facebook, ya que se refiere a 5,8 millones de personas, muchas de ellas con un gran número de seguidores. Esto significa que un gran número de personas influyentes pueden publicar en gran medida sin control en Facebook e Instagram, mientras que miles de millones de pequeños usuarios hacen la fortuna de Facebook sin recibir nada.
Pesadilla de las relaciones públicas
Tras las revelaciones, el gigante de las redes sociales reconoció que el programa existía para los políticos en 2019, pero los detalles y el alcance del trato injusto y profundamente desigual de XCheck son nuevos. Al parecer, Facebook es consciente de los problemas de XCheck, según extractos del informe, pero la empresa ha tenido dificultades para resolverlos. Antes de introducir cambios en XCheck, el director de producto del programa escribió en un informe: «Tenemos que equilibrarlo con el riesgo empresarial», es decir, el riesgo de ser descubierto.
Tratamiento VIP
Incluso en los casos en los que el contenido es finalmente eliminado, Facebook ha tratado a los usuarios VIP de forma diferente a los demás. En los documentos revisados por el WSJ, el caso de Neymar, el futbolista brasileño, expone bien el problema.
En 2019, publicó un vídeo en Facebook e Instagram con fotos de desnudos de una mujer que le había acusado de violación. Afirmó que ella le estaba extorsionando.
Para los usuarios normales, la publicación de «imágenes íntimas no consentidas» desencadena una respuesta instantánea: se elimina inmediatamente y se desactiva la cuenta de la persona.
En cambio, el vídeo de Neymar permaneció publicado durante más de un día.
Los moderadores habituales no pudieron tocarlo, y cuando el equipo de XCheck lo retiró, 56 millones de personas lo habían visto.
El vídeo fue reenviado 6.000 veces.

A raíz de ello, muchos comentaristas insultaron, amenazaron y acosaron a la mujer

Traduction del original publicado por Dreuz en francés : Nouveau scandale Facebook : Une fuite de documents révèle des honteux secrets internes.