Numerosos comercios de Ceuta optan por cerrar negocios por invasión migratoria

|

Un importante número de comercios de Ceuta, sobre todo del centro de la ciudad, han optado esta mañana por permanecer con sus persianas bajadas como consecuencia de la crisis migratoria y la sensación de inseguridad que ha producido la masiva presencia de inmigrantes marroquíes por las calles.

Fuentes empresariales han informado a Efe que más de una veintena de establecimientos comerciales han optado por no abrir sus puertas en esta jornada debido a la situación que está viviendo la ciudad con la entrada de más de 5.000 inmigrantes.

Mientras tanto, la Cámara de Comercio y la Confederación de Empresarios de Ceuta ante la «gravedad de los acontecimientos» ha mostrado su «apoyo» a todos los empresarios y autónomos que como cada día «han levantado su ventana y continúan generando riqueza y empleo en la ciudad, aunque las circunstancias actuales no sean las más adecuadas».

Las entidades empresariales han solicitado que se garantice la actividad empresarial y económica de Ceuta, asegurando tanto la seguridad de «los empresarios, de sus trabajadores y por supuesto de sus clientes».

También han mostrado su apoyo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado así como al ejército que «están en estos momentos trabajando por la integridad territorial de nuestro país y la de Ceuta».

Los empresarios han pedido al Gobierno «una respuesta rápida y contundente a nivel nacional e internacional de apoyo sin fisuras a la ciudad, su españolidad, la seguridad de sus fronteras y por supuesto de sus ciudadanos y empresas».

Por su parte, desde la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC.OO. de Ceuta han solicitado a las empresas y a las administraciones «comprensión y flexibilidad para con sus trabajadores y trabajadoras» tras la situación actual.

Desde la FSC-CCOO han exigido a las Administraciones que estén a la «altura de las circunstancias y trasladen a la ciudadanía una imagen de lealtad y unidad entre ellas».

En último lugar, desea que pronto «podamos volver a la normalidad».