Guerra de Rusia contra Ucrania

Oligarca ruso pide detener la “masacre” e insulta al ejercito de su país

|

Oleg Tinkov aseguró que la mayoría de los rusos está en contra de la invasión y pidió ofrecer una salida a Putin. También calificó de “Ejército de mierda” a las fuerzas armadas rusas

El oligarca ruso Oleg Tinkov, sancionado por el Reino Unido, lanzó este martes por medio de su cuenta en Instagram duras críticas a la invasión ordenada por Vladimir Putin en contra de Ucrania, y aseguró que «el 90 por ciento de los rusos está en contra de la guerra”. Se trata de los cuestionamientos más claros realizados por un multimillonario ruso en contra del conflicto.

«Los empresarios intentan salvar lo que queda de sus activos… Por supuesto, hay subnormales que dibujan la Z -símbolo de la operación militar especial-, pero subnormales hay un 10 por ciento en cada país. El 90 por ciento de los rusos está en contra de la guerra», escribió Tinkov, quien habitualmente reside en el extranjero.

«No veo ni un solo beneficiario de esta guerra loca. Gente inocente y soldados están muriendo», agregó, antes de pedir a Occidente que ayude a detener la «masacre” dándole «a Míster Putin una clara salida para salvar la cara”. «Por favor, sean más racionales y humanitarios”, añadió. Si bien otros oligarcas rusos han expresado su rechazo a la invasión, pocos han sido tan explícitos.

Uno de ellos, Mijail Jodorkovski, hoy reside en Europa, tras haber pasado diez años en prisión por criticar a Putin.

«Ejército de mierda”

«Al despertarse con resaca, los generales se dieron cuenta de que tienen un ejército de mierda”, afirmó el fundador del banco Tinkoff, y añadió: «¿Y cómo puede ser bueno el ejército, si todo lo demás en el país es una mierda inmersa en el nepotismo y el servilismo?». Se trata de una de las críticas más contundentes emitidas por un empresario ruso sobre la ofensiva lanzada contra Ucrania el 24 de febrero.

Según el magnate, que dejó el puesto de presidente general del banco Tinkoff en 2020, los funcionarios del Kremlin están «en estado de shock» porque ellos y sus hijos ya no pueden ir de vacaciones al Mediterráneo, debido a las sanciones occidentales impuestas contra Rusia debido al conflicto en Ucrania.

El banco Tinkoff difundió un comunicado en el que consigna que no desea comentar la «opinión personal» de Tinkov y recuerda que el multimillonario ya no toma decisiones sobre las operaciones de las compañías de la marca Tinkoff. «No es un empleado de Tinkoff, no ha estado en Rusia durante mucho tiempo y ha estado lidiando con sus problemas de salud durante los últimos años», dice el texto.