Otegui pide a los terroristas de ETA que se incorporen con «la fuerza de las celdas» a Bildu

|

El viejo terrorista Arnaldo Otegui, hoy convertido en pieza clave de los pactos de gobierno con Bildu y del proyecto patrocinado por Pablo Iglesias en el Gobierno, ha enviado cartas a los terroristas presos de ETA para pedirles que se afilien a Bildu, que «necesita la experiencia y la fuerza de las celdas para que su proyecto crezca y situarlo en el lugar que se merece».

Según varios medios de comunicación, Otegi habría enviado cartas personales a cada preso en las que incorpora un folleto con las líneas políticas de Bildu. «Te escribo con el ánimo de invitarte a profundizar en tu participación en este hermoso proyecto. Pronto se cumplirán 10 años desde que la emoción que inundó el Arenal de Bilbao empezó a convertirse en proyecto político. Yo seguí los acontecimientos desde la cárcel de Logroño y os puedo asegurar que la emoción y la fuerza del Arenal se hicieron sentir en nuestras celdas».

El viejo terrorista condenado señala que, a través de Bildu, «hemos conseguido logros importantes para Euskal Herria», aunque «todavía queda camino por hacer» y «cuantos más seamos en mejores condiciones nos encontraremos de cara a su consecución».

Otegui anuncia a los etarras presos que «conseguiremos dar a este pueblo la palabra y la decisión, en el camino hacia la consecución de una República Vasca basada en la igualdad…sin tu voto y sin tus propuestas es imposible conformar la izquierda independentista que Euskal Herria necesita».

El viejo terrorista condenado, conocido entre sus compañeros de organización como «Arnaldo», dice a los sanguinarios etarras encarcelados que entre sus prioridades está la «liberación de presos y presas, para poder construir una convivencia democrática». «Para conseguir ese objetivo en este proceso, entendemos que deben darse dos escenarios: la derogación de la política penitenciaria de excepción, sustituyéndola por una política penitenciaria general y constructiva; y en una segunda fase, se acordaría un calendario que posibilitaría la libertad de las personas presas y la vuelta a casa de las refugiadas y deportadas». Debe recordarse que el Gobierno de Sánchez e Iglesias, que pactaron con Bildu a través de Otegui los PGE, no solo ha acordado ya la transferencia de la competencia de prisiones al País Vasco, de tal manera que serán las autoridades penitenciarias vascas las que tomarán las decisiones sobre la puesta en libertad condicional y terceros grados de los presos etarras, sino que ha protagonizado un acercamiento masivo de presos etarras al País Vasco durante el mandato Marlasca.

El viejo terrorista Arnaldo Otegui promete dar la batalla de «la memoria y el relato»: «A día de hoy, las víctimas del Estado, tanto las personas asesinadas como las que han sufrido la represión o las miles y miles que han sido torturadas, siguen sin contar con ningún tipo de reconocimiento. No es aceptable establecer una graduación en el sufrimiento. Y menos todavía, imponerla por beneficios y pretensiones políticas».  El cinismo del viejo terrorista no tiene límites.

Muchas españoles se preguntan a qué pactos oscuros pueden haber llegado Sánchez, Iglesias y Otegui, para que éste pueda escribir una carta a los sanguinarios etarras con un contenido que además de una enorme carga de inmoralidad política incluye promesas de tan insumable calado.