Pacto PP-PSOE para el CGPJ prácticamente cerrado, con Podemos en la trastienda

|
El secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, ha asegurado este lunes que el PSOE ha aceptado la condición de los de Pablo Casado para apartar a Podemos de la negociación para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), lo que acerca el pacto entre ambos.

El dirigente del PP ha afirmado en una entrevista con la cadena Cope que Podemos «está al margen de cualquier negociación» y «no va a estar» ni va a «tener personas» en el órgano de Gobierno de los jueces.

Éste es para Egea «el camino adecuado para renovar las instituciones y fortalecer su independencia» ya que «el pirómano no puede elegir al bombero».

El pacto entre PP y PSOE para renovar el CGPJ dependería del cumplimiento de las otras dos condiciones del PP: avanzar en la despolitización de la justicia, impidiendo que haya «políticos que den el salto de la política al órgano del gobierno» y reforzar la independencia.

El secretario general del PP ha aludido a la situación de la fiscal general del Estado, Dolores Delegado, a la que ha acusado de usar la Fiscalía en favor de los intereses partidistas del PSOE por negociar con el excomisario José Manuel Villarejo o el extesorero del PP Luis Bárcenas para atacar al PP, en referencia al relato que el propio Villarejo hizo a los representantes de Vox y a las informaciones que aparecen publicadas en los medios de comunicación y según las cuales, Dolores Delgado llegó a enviar emisores a la cárcel para que pactaran con Villarejo sus declaraciones contra el PP y sus dirigentes. Al parecer, los emisores habrían ofrecido al ex comisario la libertad a cambio de declarar contra La Corona y el PP.

Y ha recalcado que el PP ha pedido el relevo de Delgado de forma pública y privada.

Por otro lado, son distintas las fuentes que apuntan a que, en cuanto al pacto PP-PSOE para renovar el CGPJ, la lista de candidatos presentada por el PSOE a los de Pablo Casado está previamente pactada con Pablo Iglesias, de tal manera que si bien formalmente la formación morada desaparece de las negociaciones, sin embargo, Pedro Sánchez se habría convertido en portavoz de Iglesias.
En definitiva, según dichas fuentes, el PP se conformaría con la formalidad de que Iglesias no aparezca en la foto del pacto, pero aceptaría sus candidatos.