Conversaciones con Francàs

Pedro Aparicio: «Sánchez no pierde la ocasión de mentir», por Josep Mª Francàs

|
Sánchez no pierde ocasión de mentir, ahora en el Comité FederalEl jefe del Ejecutivo ha comenzado su discurso, al Comité Federal del PSOE, este sábado 3 de julio, recordando las cartas de Juan Negrín en 1948 defendiendo que se incluyera a España en el Plan Marshall para combatir el hambre, la pobreza y el atraso de la España franquista a pesar de que eso pudiera suponer la consolidación del Régimen. Ha puesto este ejemplo para afirmar que esa es la «forma honesta de patriotismo» que tiene el PSOE, antes de recalcar que el partido «siempre ha amado a España». Naturalmente, tratándose de Sánchez, la frase envuelve una mentira o cuando menos una inexactitud pues en 1948, Juan Negrín llevaba ya dos años fuera del PSOE, de donde fue expulsado en 1946 a propuesta de Indalecio Prieto.

Siguió sacando pecho: «Es la gran diferencia que tenemos con otras formaciones políticas», nuevamente olvida interesadamente como en la lucha antifranquista, la UGT ayudó a constituirse la Federación Sindical Mundial (FSM) en octubre de 1940 aunque poco después se desligó de ella para incorporarse a la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres (CIOSL) en diciembre de 1949. Esta presencia activa le permitió obtener ayudas materiales y apoyo a sus críticas al régimen de Franco en todos los espacios internacionales a su alcance (pág 32 y 33 del libro de Manuel Aroca Mohedano sobre el internacionalismo de la UGT). Pensaban ahogar al Régimen pero solo consiguieron poner piedras en el camino y perjudicar a los españoles al retrasar su entrada en organismos como la FAO, la OMS y la OIT. No olvidemos que ya en 1947, EEUU autorizó un préstamo de 26 millones de dólares a España y se firmaron acuerdos comerciales con Francia e Inglaterra. En noviembre de 1950 , la Asamblea General de Naciones Unidas adoptó la Resolución 386 que anulaba la 39, que impedía el acceso de España a organismos vinculados a la ONU, donde ingresó en diciembre de 1955; un año antes de reincorporarse a la OIT.

También se ha jactado de que ya se empiezan a notar los efectos positivos, porque la «serenidad» se abre paso. Debe ser que su bola de cristal está empañada por el deseo y no por la realidad pues Puigdemont recibe a los indultados del 1-O en Waterloo al grito de: «No nos rendiremos nunca»; mientras simultáneamente Oriol Junqueras y el resto de indultados de ERC viajaron hasta Suiza esta semana para reunirse con Marta Rovira. Según explicó recientemente Oriol Junqueras, el líder de ERC tiene previsto visitar a Puigdemont próximamente, aunque tal cita no está todavía agendada. Ese reencuentro se produciría tras años de roces entre ambos dirigentes independentistas; joder con los efectos positivos para contener el independentismo del procés, más bien parece que los rearma.

Pedro Aparicio, ingeniero de Caminos, autor del blog: http://elcriticonhistorico.blogspot.com/