Pedro Castillo lidera encuestas de intención de voto en Perú

|

Según la últimas encuestas publicadas en el Perú, el izquierdista radical y maestro de escuela rural, Pedro Castillo, concentra el 40% de las preferencias electorales, mientras Keiko Fujimori, del centro derecha, recibe un 37% a solo tres semanas de las elecciones.

El candidato izquierdista Pedro Castillo, cuyo origen político se encuentra en los entornos ideológicos de Sendero Luminoso, sigue liderando las preferencias en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del próximo 6 de junio en Perú, en las que se enfrentará a Keiko Fujimori. Castillo es hegemónico en el mundo rural mientras Fujimori gana ampliamente en el mundo urbano.

Castillo recibe una intención de voto del 51,1 % de los votos en un «simulacro de votación» (una simulación del voto secreto con urna y papeleta de sufragio) realizado por la empresa privada Ipsos, mientras que obtuvo el 36,5 % de las preferencias en una encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP).

Los sondeos ratificaron las cifras ofrecidas el último viernes por la empresa privada Datum, que también indicó, en un simulacro de votación y una encuesta, que el candidato de izquierda mantiene entre ligera ventaja de entre 3 y 2 puntos porcentuales sobre Fujimori.

Los sondeos de Ipsos y el IEP se han presentado cuando faltan tres semanas para la segunda vuelta y después de que ambos candidatos protagonizaran este sábado distintos actos electorales en Lima, en las que se reflejó tanto la polarización política como el incumplimiento de las restricciones ante el grave embate del COVID-19 en el país.

Castillo y Fujimori disputarán la Presidencia de Perú para el período 2021-2026 tras haber ocupado el primer y segundo lugar, respectivamente, en las elecciones del pasado 11 de abril.

«No me preocupan las encuestas, yo no estoy preocupado por las encuestas, sáquense eso de la cabeza. Es la última vez que puedo escuchar eso de las encuestas, no me preocupa, me preocupa el Perú, me preocupa el país», dijo Castillo en conferencia de prensa.

Fujimori, de 45 años, defiende el libre mercado mientras que Castillo, de 51, aboga por la colectivización de la economía y las nacionalizaciones masivas.

A pesar de sus diferencias, ambos candidatos coinciden en algunos temas: son antiaborto, defienden la familia tradicional, se oponen a la ideología de género y a las políticas LGTBI y rechazan el feminismo radical.