Contenido íntegro de su carta

Pence pide la reconciliación nacional y dice que activar la enmienda 25 es inconstitucionalal

|

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, rechazó este martes día 12  invocar la 25ª Enmienda de la Constitución para apartar del cargo al presidente Donald Trump.

«No creo que esa medida sirva al mejor interés de nuestra nación o sea conforme con nuestra Constitución», dijo Pence en una carta a la líder de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, justo antes de una votación en la Cámara Baja de una resolución exigiendo apelar a ese mecanismo sin precedentes en la historia estadounidense.

«La semana pasada, no cedí a la presión para ejercer más allá de mi autoridad constitucional para determinar el resultado de las elecciones y ahora no cederé a los esfuerzos de la Cámara de Representantes para jugar juegos políticos en un momento tan serio en la vida de nuestra nación», puntualizó Pence.

Pence advirtió que usar esa enmienda, creada tras el asesinato del presidente John F. Kennedy en 1963 y en medio de la Guerra Fría para proteger al Gobierno en supuestos como enfermedad repentina del mandatario, «sentaría un terrible precedente».

«Le insto a usted y todos los miembros del Congreso a evitar acciones que dividirían e inflamarían aún más las pasiones del momento», agregó el número dos de la Casa Blanca, e invitó a la líder de la Cámara Baja a trabajar juntos «para bajar la temperatura y unir a nuestro país» mientras se preparan para la posesión de Biden.

«Les prometo que continuaré haciendo mi parte para trabajar de buena fe con la Administración entrante para asegurar una transición ordenada del poder», concluyó.

Horas antes, en un discurso durante su visita al muro en la frontera con México, Trump dijo este martes que hay «cero riesgo» de que le destituya su gabinete bajo el proceso establecido en la Enmienda 25 de la Constitución.

«La Enmienda 25 supone cero riesgo para mí, pero le pasará factura a Joe Biden y su administración. Como dice la expresión, ten cuidado con lo que deseas», afirmó Trump, sin aclarar a qué se refería, dado que el presidente electo no ha llegado a pedir explícitamente que se active ese mecanismo.

La negativa de Pence, expresada por carta a la líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se conoce horas antes de que la Cámara baja se dispusiera a votar, este martes por la noche, una resolución en la que se solicitaba formalmente al vicepresidente Mike Pence que invocara la 25ª enmienda de la Constitución para declarar al presidente Trump incapaz de llevar a cabo sus deberes y obligaciones y despojarle de estos. En caso de que al término del plazo de 24 horas el vicepresidente no interviniera, los demócratas anunciaron que votarían el miércoles un nuevo impeachment para tratar de que el Senado lo destituya, la semana antes de que termine su mandato y el presidente electo Joe Biden sea investido.

“No cedí a la presión a ejercer un poder más allá de mi autoridad constitucional”, alega Pence en su carta a Pelosi, “y no cederé ahora a los esfuerzos de la Cámara de Representantes de jugar juegos políticos en un momento tan grave en la vida de nuestra nación”. Rechazada la posibilidad de una destitución por la vía de la 25ª enmienda antes incluso de empezar el plazo que ofrecían los congresistas, la vía para el impeachment queda despejada.

El vicepresidente Pence exhibe así un celo escrupuloso hacia los límites de los poderes de su cargo. Entre los poderes que la legislación constitucional concede al que es el único cargo electo a nivel nacional además del propio presidente, figura la 25ª enmienda: la potestad de transmitir a los líderes de ambas cámaras legislativas una declaración escrita, aprobada por la mayoría de los principales miembros del Ejecutivo, de que el presidente “es incapaz de cumplir los poderes y obligaciones de su cargo”, debiendo asumir inmediatamente el propio vicepresidente dichos poderes y obligaciones como “presidente interino”. Una jugada política a la que Pence no se ha prestado.
La carta de Pence a Pelosi comienza poniendo en valor el liderazgo de la Cámara frete a los acontecimientos del asalto al Capitolio y la unidad de los norteamericanos junto con sus instituciones. Y dice así:
«Pero ahora, cuando faltan 8 días para la expiración de su mandato Ud. y el caucus demócrata me piden a mí y al gobierno que se active la enmienda 25. No creo que activar esa medida ahora responda al mejor interés de nuestra Nación ni que sea constitucional.  La semana pasada, no cedí a la presión para ejercer más allá de mi autoridad constitucional para determinar el resultado de las elecciones y ahora no cederé a los esfuerzos de la Cámara de Representantes para prestarme a jugadas políticas en un momentos tan serio en la vida de nuestra Nación.
Como Ud. bien sabe, la enmienda 25 fue diseñada para abordar la incapacidad presidencial o su discapacidad. Hace apenas unos meses cuando Ud. presentó la Comisión sobre la enmienda 25, dijo que la idoneidad del presidente para el cargo debe estar determinada por la ciencia y los hechos. Ud. dijo entonces que tenemos que ser muy respetuosos para no incurrir en juicios valorativos sobre comportamientos que no nos gusten, y que los juicios deben basarse solo en decisiones médicas. Sra. Presidente, tenía Ud. razón. Bajo nuestra Constitución, la enmienda 25 no es un método de castigo ni de usurpación. Invocando la enmienda 25 de esa manera se sentaría un terrible precedente.
Después de los horribles eventos toda la energía de nuestra Administracion se ha dirigido a asegurar una transición ordenada del poder. La Biblia dice que hay un tiempo para todo, y un momento para cada propósito bajo el cielo… un tiempo para sanar… y un tiempo para fortalecer. Ese momento es ahora.  En medio de una pandemia global, de dificultades económicas para millones de habitantes de América, y tras los acontecimientos trágicos del 6 de enero, ahora es el momento de unirnos, ahora es el momento de sanar.
Les insto a Ud. y a todos los miembros del Congreso a evitar acciones que dividirían e inflamarían a un más las pasiones del momento. Trabaje con nosotros para bajar la temperatura y unir a nuestro país mientas nos preparamos para investir al Presidente electo Joe Biden como el próximo presidente de los EE.UU.
Les prometo que continuaré haciendo mi parte para trabajar de buena fe con la Administración entrante para asegurar una transición ordenada del poder.
Que Dios me asista. «
Fdo.- Mike Pence