Planned Parenthood quiere abrir «delegaciones» en los institutos de secundaria de California

|

Andrea Widburg publica un artículo en la web The American Thinker sobre la iniciativa de abrir una clínica de la industria abortiva, Panned Parenthood, en un instituido de California. Extraemos lo más significativo del artículo:

«Los últimos dos años y medio, por difíciles que hayan sido, han tenido la virtud de ser clarificadores. En ningún lugar ha sido más cierto que en la educación pública. Los padres que creían alegremente en la basura que los administradores y los profesores soltaban en las noches de vuelta al cole, finalmente echaron un vistazo a las aulas de sus hijos y, como es lógico, se horrorizaron. Se han opuesto con fuerza, pero los sindicatos y los consejos escolares, animados por la arrogancia de la autoestima, se oponen aún más. La última batalla se libra en el Distrito Escolar Unificado de Norwalk-LaMirada, en California, donde el consejo escolar ha anunciado que planea instalar una clínica de Planned Parenthood en el campus de un instituto.

Fox News tiene la historia:

Un consejo escolar del sur de California considerará el lunes un acuerdo para que Planned Parenthood Los Ángeles abra una clínica en una escuela secundaria local.

El consejo escolar de siete miembros del Distrito Escolar Unificado de Norwalk-LaMirada votará durante una reunión el lunes por la noche sobre la autorización de Planned Parenthood para abrir y operar una clínica de atención a la salud reproductiva en la Escuela Secundaria John Glenn en Norwalk.

Los abortos y la terapia hormonal de afirmación de género no figuran como servicios que se proporcionarán en el sitio en el campus, pero el personal de la clínica se le permitirá hacer referencias a otros centros de Planned Parenthood «para los servicios no ofrecidos» en la escuela, según la propuesta.

La clínica también podrá recetar y dispensar productos farmacéuticos relacionados con la salud reproductiva, incluidos los anticonceptivos, y podrá proporcionar la inserción de anticonceptivos reversibles de acción prolongada (LARCS) no quirúrgicos, incluidos los DIU, según la propuesta.

Esto es atroz en muchos niveles.

En primer lugar, en la medida en que es una respuesta a la histeria que siguió a la decisión de Dobbs de devolver la cuestión del aborto a los estados, la realidad es que el aborto en California seguirá siendo ilimitado hasta el momento en que nazca un bebé. Es decir, el statu quo californiano no cambiará, por lo que si antes no había necesidad de un Planned Parenthood en el campus, ahora tampoco.

En segundo lugar, esto representa otro esfuerzo del gobierno por interferir en la relación padre-hijo. Esta es la verdad: nadie quiere a un niño como un padre. El Estado, desde luego, no.

En Inglaterra, cuando el Servicio Nacional de Salud empezó a sentir la presión del envejecimiento de la población y la inmigración ilimitada de países pobres, lo primero que hizo fue buscar formas de matar a los ancianos. En Liverpool, sin avisar a los pacientes ni a sus familias, retiraron la comida y el agua a los ancianos. Las familias se enfadaron porque son las que cuidan. La baronesa Mary Helen Warnock, una destacada filósofa británica, anunció que las personas con demencia tienen el deber de suicidarse porque están desperdiciando los recursos del Servicio Nacional de Salud. (¿Se imaginan ese criterio aplicado al actual residente de la Casa Blanca?)

En tercer lugar, las hormonas son peligrosas. Como sabemos por lo que se hace a las personas confundidas y con enfermedades mentales que afirman que en realidad son del sexo opuesto al suyo biológico, las hormonas inician cambios significativos en el cuerpo humano».