Podemos vuelve a amenazar a los rescatadores y provida

EFE/Mariscal.
|

Podemos ha denunciado el «intolerable acoso» que «sufren las mujeres a las puertas de las clínicas abortistas» tras conocer el anuncio de un movimiento Pro-vida para organizar a más de 120 personas para rezar ante uno de estos centros médicos de Córdoba durante los próximos días.

En un comunicado, Podemos Córdoba ha considerado «intolerable el acoso que sufren las mujeres a las puertas de las clínicas abortistas» y ha criticado que estas asociaciones, que «acosan en manada a las mujeres que libremente ejercen su derecho de interrumpir el embarazo», estén «subvencionadas con dinero público de la Junta de Andalucía».

En la polémica ha entrado también la ministra de Igualdad, Irene Montero, quien ha señalado en Twitter que la «Junta blanquea el acoso a las mujeres y a las profesionales sanitarias».

Montero ha avanzado que la reforma de la ley del aborto, en la que trabaja el Ministerio, «incluirá medidas para frenar en seco esta vulneración de derechos de las mujeres», algo que ya se había anunciado con anterioridad pues es una de las prioridades feministas.

Por su parte, la responsable provincial de feminismos de Podemos Córdoba, Cristina Pérez, ha defendido la «libertad de decisión de las mujeres» y ha mostrado su apoyo «tanto las que deciden abortar como a las que no», ya que la formación morada -ha añadido- no está «en contra de la maternidad, ni de la vida», sino a favor de la «libre elección sobre la maternidad y la autonomía».

Además, ha alertado de que estos grupos «tienen en su agenda impedir que se desarrollen políticas sexuales y reproductivas y de conciliación» para que las mujeres «no salgan de casa o vuelvan a ella».

Respecto a las subvenciones que reciben estas asociaciones, Podemos Córdoba ha aclarado que no están «en contra de las ayudas a la maternidad», sino de que se subvencionen a colectivos y asociaciones «que se posicionan y actúan en contra de los derechos de la mujer».

Por ello, ante esta «clara acción de hostigamiento contra las mujeres», Pérez ha pedido que «se vayan a rezar a la Iglesia, que no acosen más a las mujeres, que por otra parte están acudiendo a estas clínicas que ofrecen un servicio sanitario legal».