Taipei responde a amenazas de Pekín

La Presidente de Taiwán responde a Pekín: la isla no se rendirá ante China

|

«Nadie puede forzar a Taiwán a seguir el camino que China quiere para nosotros», sostuvo ayer con firmeza la líder taiwanesa Tsai Ing-wen, tras un récord de incursiones de aviones militares chinos cerca de la isla en los últimos días.

Taiwán no se doblegará ante la presión de China y defenderá su sistema democrático, reivindicó este domingo (10.10.2021) su presidenta Tsai Ing-wen, tras un récord de incursiones de aviones militares chinos cerca de la isla en los últimos días.

Los 23 millones de habitantes de Taiwán viven bajo la amenaza constante de una invasión de China, que considera este territorio como una de sus provincias. Además, Pekín amenaza con usar la fuerza si la isla proclama formalmente su independencia.

«Nadie puede forzar a Taiwán a seguir el camino que China dispuso para nosotros», dijo Tsai en un discurso en ocasión de la fiesta nacional, que conmemora la revolución del 10 de octubre de 1911, que acabó con la última dinastía imperial china.

«Deseamos una distensión de relaciones (con Pekín) y no actuaremos apresuradamente, pero no deberían hacerse ninguna ilusión de que el pueblo taiwanés se doblegará ante la presión«, añadió.

La presidenta, que considera su territorio como soberano de facto, aseguró que su país «está en la primera línea de defensa de la democracia».

Taiwán, que goza de un sistema democrático, está dirigido por un gobierno propio desde la victoria de los comunistas en el continente en 1949.

Las tensiones entre la isla y China crecieron a su máximo nivel en décadas con la presidencia de Xi Jinping, que rompió la comunicación oficial con Taipéi tras la elección de Tsai hace cinco años

«Continuaremos reforzando nuestra defensa nacional y demostrando nuestra determinación de defendernos a nosotros mismos», dijo Tsai.

Pese a que sólo 15 países reconocen oficialmente su soberanía, la isla que cuenta con su propia Constitución, líderes elegidos democráticamente y alrededor de 300.000 soldados activos en sus fuerzas armadas, ha ido trazando alianzas cada vez más fuertes con potencias como Estados Unidos o Japón a través de acuerdos económicos y armamentísticos no oficiales.

Tsai advirtió este domingo que la situación actual de la isla es «más compleja que en cualquier otro momento de los últimos 72 años», y que la presencia militar rutinaria de China en la zona de defensa aérea ha afectado seriamente la seguridad nacional y la seguridad de la aviación. «Taiwan ya no es visto como el huérfano de Asia, sino como una isla de resiliencia. No nos inclinaremos ante China», ha reiterado la presidenta, que revalidó un segundo mandato con mayoría legislativa en las pasadas elecciones de enero de 2020.