Represión de sangre

Primer muerto por la represión de la dictadura cubana

Cientos de cubanos hartos de penurias bajo el régimen castrista se manifiestan frente al capitolio en La Habana (Cuba). Salieron este domingo a las calles de La Habana al grito de "libertad" en manifestaciones pacíficas que fueron interceptadas por las fuerzas de seguridad y brigadas de partidarios del Gobierno, produciéndose enfrentamientos violentos y arrestos. EFE/Ernesto MastrascusaCientos de cubanos hartos de penurias bajo el régimen castrista se manifiestan frente al capitolio en La Habana (Cuba). Salieron este domingo a las calles de La Habana al grito de "libertad" en manifestaciones pacíficas que fueron interceptadas por las fuerzas de seguridad y brigadas de partidarios del Gobierno, produciéndose enfrentamientos violentos y arrestos. EFE/Ernesto Mastrascusa
|
Un hombre resultó muerto durante un enfrentamiento entre manifestantes y fuerzas de seguridad el lunes en un barrio periférico de La Habana, informó este martes la agencia de noticias cubana (ACN). Se trata de un ciudadano de 36 años que participaba en una protesta ocurrida el lunes en el Consejo Popular Güinera del municipio de Arroyo Naranjo, en el sur de la capital, en el marco del levantamiento popular contra la dictadura castrista iniciado el domingo en varias localidades de la isla.

Además del fallecido, varias personas fueron detenidas y otras sufrieron lesiones. Los desaparecidos se cuentan por centenares en una espiral de represión desatada desde el gobierno y el aparato represor del régimen.

La protesta del lunes en ese barrio, una de las zonas más deprimidas de La Habana, fue difundida en varios videos a través de redes sociales, pese a que el régimen cortó la conexión a internet desde el domingo.

Miles de personas siguen saliendo a las las calles al grito de «libertad» o «un pueblo unido jamás será vencido» «patria y vida».

La manifestación del lunes en Güinera se produjo un día después de que, en una jornada inédita en Cuba, miles de cubanos tomaran las calles en varias ciudades para protestar contra el Gobierno, al que culpan de la falta de comida y medicamentos, los cortes de luz y el peor rebrote de la pandemia con nuevos récord de casos todas las semanas.

El ejecutivo de Miguel Díaz-Canel, por su parte, ha llamado al enfrentamiento civil y ha desatado el aparato represor de los servicio de seguridad e inteligencia.

En ellas se produjeron enfrentamientos con heridos y numerosos detenidos, que según la organización internacional Human Rights Watch superan los 150, la mayoría en paradero desconocido.

Las manifestaciones ciudadanas iniciadas el domingo en toda Cuba han sido las más importantes en 60 años, con el único precedente del «maleconazo» de agosto de 1994, limitado a La Habana.