Irrelevancia del gobierno

R.U. ignora al gobierno español y los condes de Wessex visitan Gibraltar

|
La visita se ha producido pese a la queja planteada por el gobierno de Pedro Sánchez, que da una muestra más de su irrelevancia internacional y que instó al gobierno británico a que no se realizara la visita oficial dado que en estos momentos existen negociaciones bilaterales sobre cuestiones que afectan al peñón.

Los condes de Wessex, el príncipe Eduardo, hijo menor de Isabel II de Inglaterra, y su esposa, Sophie Rhys-Jones, han recorrido diferentes puntos de Gibraltar en la segunda jornada de su visita oficial para participar en los actos del 70 aniversario de la llegada al trono de la reina.

La agenda ha comenzado esta mañana con una visita al Moorish Castle, una fortificación medieval, conocida también como el Castillo Moro, ubicada en lo alto del Peñón, según ha narrado en sus redes sociales la Oficina de Información del Gobierno gibraltareño.

Antes de conocer ese enclave, los condes de Wessex han visitado a los residentes en esa zona alta del Peñón, entre ellos 400 escolares, a quienes se les ha permitido ausentarse de algunas clases para dar la bienvenida a los miembros de la familia real, que ya visitaron estas viviendas en su visita de 2012 a Gibraltar.

Posteriormente, se han desplazado al centro del casco urbano gibraltareño, cuyas calles se han llenado de banderas británicas para saludar a los condes de Wessex, que han paseado por Main Street, desde el número 5 de Convent Place, sede del Gobierno británico en la colonia, hasta el Ayuntamiento.

La pareja ha estado acompañada por el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, y su esposa, además de un numeroso dispositivo de seguridad.

El programa oficial y público del viaje concluirá mañana, jueves, con un desfile militar previsto a las 9.30 horas en Casemates Square.

Los condes llegaron este martes al aeropuerto de Gibraltar a las 19:15 horas de la tarde, con cinco horas y media de retraso sobre la hora prevista debido a que el avión en el que viajaban regresó a Londres por un fallo técnico menor cuando sobrevolaba Francia.

Mañana, a las 14.15 horas, está prevista la salida de los condes de Wessex desde el aeropuerto de Gibraltar.

Por otra parte, la reina Isabel II envió un mensaje a Gibraltar, en una carta distribuida a través de las cuentas oficiales de la familia real británica en redes sociales.

La monarca explica que “a lo largo de los años, he podido observar cómo Gibraltar ha prosperado como comunidad multicultural y multiconfesional, orgullosa de su rica historia y, al mismo tiempo, dinámica y con visión de futuro”.

“En el año de mis bodas de platino, estoy encantada de que mi hijo y mi nuera tengan la oportunidad de visitar Gibraltar de nuevo, y me complace que me representen en el desfile de mi cumpleaños en Casemates Square, recibiendo el saludo del Real Regimiento de Gibraltar, al que el Príncipe Eduardo presentó nuevos colores en Windsor a principios de este año”, comenta la reina.

En su misiva, agradece la “continua lealtad y fidelidad, y me complace reafirmar los estrechos lazos que han existido durante tanto tiempo entre la Corona y el pueblo de Gibraltar”.

“Mis pensamientos y oraciones permanecerán con vosotros para vuestra futura felicidad y prosperidad”, finaliza.

Las palabras de la reina suponen una falta de consideración hacia las reclamaciones justas y legítimas de España sobre la soberanía del peñón, así como un aval sobre los ilegales actos de pirateo de las autoridades de la Roca en las aguas territoriales españolas.