Crisis de Gobierno

Raquel Sánchez sustituirá a Ábalos que abandona Transportes con la lacra de Delcy

|
Raquel Sánchez, la actual alcaldesa de Gavà (Barcelona), sustituirá al frente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) a José Luis Ábalos, que sale del Ejecutivo.

Abalos pasará a la historia de la política de este gobierno como el hombre que recibió a la comisaría política de Maduro, Delcy Rodríguez, que entró ilegalmente en España y que se reunió con Ábalos en el aeropuerto de Madrid Barajas, mientras un rocambolesco tráfago de oscuras maletas cuyo contenido aun no se ha desvelado salía en dirección hacia no se sabe dónde.

El cambio forma parte de una profunda remodelación del Gobierno, en el que la hasta ahora vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ocupará el cargo de vicepresidenta primera en sustitución de Carmen Calvo, que también sale del Ejecutivo, lo que reduce las vicepresidencias se reducen de cuatro a tres.

El presidente ha destacado que, desde la alcaldía de Gavá, que ocupa desde 2014, Raquel Sánchez «ha probado sus dotes para la gestión cercana y para el desarrollo de políticas en defensa del medio ambiente y la movilidad sostenible».

Casada y madre de dos hijos, Sánchez (Gavá, 1975) ha desarrollado su carrera política en ese ayuntamiento, donde ya que fue concejal en 2007, entre ese año y 2011 ejerció de teniente de alcalde de Economía y Hacienda, así como de portavoz del grupo socialista, y entre 2011 y 2015 fue tenienta de alcalde de Urbanismo, Promoción Económica, Medioambiente y Sostenibilidad.

Licenciada en derecho por la Universidad de Barcelona (UB) y máster en derecho del trabajo y Seguridad Social por la Pompeu Fabra (UPF), al inicio de su carrera profesional ejerció de abogada en un despacho de Barcelona y luego fundó junto a unos compañeros un despacho propio en Castelldefels (Barcelona).

Miembro de la ejecutiva del PSC desde noviembre de 2016, cuando Miquel Iceta la situó como secretaria de la mujer, esta socialista catalana ha ido ganando peso político en los últimos años.