Revilluca: El sabihondismo populista y tonto

|

La surrealista teoría de Revilla:

Ocurrió, para espanto de los televidentes, en el programa Espejo Público, de Antena 3. El presidente de Cantabria se superó a sí mismo y descubrió a la comunidad científica internacional uno de los secretos mejor guardados del covid-19 (quizás ya lo supiera él cuando decidió pegarse un banquete y fumarse un puro del dos en un lujoso restaurante cántabro en pleno confinamiento).

Este personaje de quinta división, tertuliano ferviente de algunas televisiones, afirmó, sobre el covid19, sin inmutarse lo siguiente: «Pega fuerte en Cataluña, Aragón, Navarra, Rioja, Euskadi, Cantabria y un poco menos Asturias, y luego tenemos una Galicia, Extremadura y Castilla La Mancha donde la incidencia ha sido menor. Es el viento el que trae el virus (Sars-Cov-2) y como el nordeste viene de Europa, que es una zona más poblada que los vientos que vienen del Atlántico, que tienen que pasar por el mar».

No contento con ello, dijo esta otra chorrada: «Se me ocurre, eh, es la primera vez que lo digo». Según su teoría recién elaborada, eso explicaría por qué hay más casos en las «zonas cuyo viento viene de zonas muy pobladas, porque cuando pega fuerte en Cataluña y en Euskadi yo a los 15 días tengo el mismo porcentaje«.

Este Revilluca, oportunista, sentenciador y sabihondo, quiso, al parecer, seguir la estela de Carmen Calvo cuando dijo: «Yo no me había dado cuenta nunca, la verdad. A veces los mapas los tiene uno en la cabeza y los tiene mal. Yo no me había dado cuenta nunca que Nueva York, Madrid, Teherán y Pekín están casi en línea recta, no exactamente pero en línea recta, en horizontal, y son tres de las grandes ciudades donde se ha dado el problema del demonio».

Revilla debería dejar de decir tonterías y abandonar de una vez por todas, para salud de los sufridos ciudadanos, la escena política nacional.