Sánchez se niega a condenar el odio y la violencia de la Diada

|

Todos los españoles han podido ver la violencia desatada con ocasión de la Diada en las calles de Barcelona, una violencia desatada por el odio a España y a los españoles que nadie enmarca en los llamados «delitos de odio«.  Ni un solo miembro del gobierno de España ha condenado los hechos. El presidente Pedro Sánchez, preso de su ambición personal y de sus pactos con el independentismo, guarda también un bochornoso silencio. El vicesecretario de Territorial del PP, Antonio González Terol, ha pedido este domingo al Gobierno de Pedro Sánchez y a todas las formaciones políticas que condenen «los actos violentos y los ataques a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado» que se produjeron este sábado durante la Diada en Cataluña.

González Terol ha mostrado el apoyo del Partido Popular a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado por los hechos ocurridos en Barcelona y ha preguntado al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, «dónde estaba ayer cuando los radicales atacaban la Jefatura de la Policía Nacional de la Vía Laietana de Barcelona«.

«Ni un solo tuit condenando los ataques, ni un solo comentario del ministro ni del presidente del Gobierno de España», ha manifestado el vicesecretario de Territorial del PP. En ese sentí, llama poderosamente la atención que los abanderados de los delitos de odio silencien los delitos de odio dirigidos a todos los españoles.

Antonio González Terol ha hecho estas declaraciones en San Martín de Castañeda (Zamora), donde ha participado en un encuentro de alcaldes populares de municipios de la comarca de Sanabria-La Carballeda.

En esta comarca zamorana, ha visitado la carpa informativa instalada por el partido dentro de la campaña «Sánchez apaga y vete», sobre el proyecto alternativo del PP para reducir la factura de la luz un 20 por ciento y ahorrar 9.000 millones de euros.

González Terol ha criticado que Pedro Sánchez pidiera la dimisión del Gobierno de Mariano Rajoy «por un incremento puntual del 9 por ciento en el precio de la luz, mientras este sábado hemos conocido que el precio de la luz era el más caro de la historia y hoy es un 240 por ciento más cara que hace un año».

«Sánchez pidió la dimisión de Rajoy, pero Sánchez y sus ministros no dimiten con un incremento del 240 por ciento del valor del precio de la luz en estos momentos», ha afirmado.

En su visita a la provincia de Zamora, González Terol ha denunciado que «la última fechoría» del ministro de Justicia ha sido «la politización de una falsa agresión homófoba para atacar a sus adversarios políticos insinuando que alientan la violencia». Esto, ha defendido, habría supuesto «la dimisión inmediata en cualquier democracia digna de tal nombre».

Por el contrario, ha asegurado que «aquí no dimite nadie», porque Pedro Sánchez «se ha rodeado de un equipo a su imagen y semejanza, sin principios morales ni éticos, cuyo único objetivo es mantenerse en el poder cueste lo que cueste», ha afirmado.