Sanz Roldán augura un mundo bipolar China-EEUU sin guerras tras invasión rusa

|
El exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán augura que, tras la larga guerra de desgaste que sufre Ucrania a manos de Rusia, quedará un mundo bipolar en el que China y Estados Unidos dirigirán el desarrollo tecnológico y se entenderán desde el «soft power», es decir, evitando entrar en conflictos bélicos.

Así lo ha considerado el general Sanz Roldán, jefe del Estado Mayor de la Defensa entre 2004 y 2008, en un desayuno organizado por el Consejo Social de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, en el que ha impartido la conferencia «Hacia un nuevo orden mundial».

El actual presidente del Consejo Social de la Universidad de Castilla-La Mancha ha descartado que la invasión de Ucrania pueda desembocar en la Tercera Guerra Mundial y ha recalcado que el fin del conflicto auspiciado por Putin, que prosperó «porque quienes tenían que resolver la crisis no lo lograron, llegará cuando se administre la derrota rusa y pague quien tenga que pagar por lo que ha hecho».

«Rusia tiene que dejar en paz a Ucrania. Tenemos que seguir ayudando a Ucrania y, cuando esto acabe, Rusia tiene que ser un apestado político. El final de este episodio será el inicio de un nuevo orden que tendrá que ver con nuestros principios, la soberanía nacional o la inviolabilidad de las fronteras, entre otros, no servirá cualquier solución», ha aseverado el general.

El general ha resaltado que desde el 12 de agosto de 2021, cuando comenzó el repliegue militar de EEUU en Afganistán, «hemos tenidos dos órdenes mundiales y estamos a punto de entrar en un tercero», el que seguirá a la invasión rusa de Ucrania.

A su juicio, cuando acabe la guerra aún en marcha «Europa va a ser más fuerte», pero tendrá que estar «amarrada profundamente a sus principios».

Sanz Roldán estima que la contienda que se libra en Ucrania era «evitable», como demuestran los sistemas de gestión de crisis, que enseñan hasta dónde se puede explotar la retórica y que tan bien está usando China, «que no quiere poner su bandera en ningún sitio pero sí una tienda».

Sobre el uso de armas nucleares con el que ha amenazado Rusia, el general ha subrayado que éstas «nacieron para que otro no usara el poder sobre ti, no al revés», al tiempo que ha abogado por que Europa se ciña a lo que dicen los manuales de gestión de crisis y, como hace China, «mantenga la retórica lo más baja posible».

«Administrando mal las victorias, hemos conseguido otras guerras», ha referido.

Sanz Roldán también ha considerado poco probable que la guerra en Ucrania se extienda a otros países y ha recalcado que «España está comprometida con un mundo seguro y es lo que ofrece a la OTAN».

«España es un buen aliado, ha ido a la OTAN a dar, no a consumir seguridad», ha apostillado.

Preguntado, al término de su conferencia, por su parecer acerca del supuesto uso que ha hecho el CNI, por encargo del Gobierno de España, del programa espía Pegasus para vigilar a dirigentes independentistas catalanes, Sanz Roldán ha afirmado que no se puede imaginar a un jefe de los servicios secretos «hablando por la televisión de estos asuntos».