Se retrasa la recuperación económica de España, por Juan Iranzo

|

Por Juan E. IranzoCatedrático de Economía Aplicada.

 

El PIB mundial en 2020, se contrajo más de un -4% y tan solo China registro crecimiento positivo; como consecuencia de las medidas impuestas para luchar contra la pandemia del covid 19.Han coincidido en el mismo instante y súbitamente un shock de oferta negativo, provocado por las restricciones impuestas a la producción; con otro negativo de demanda, generado por las limitaciones a la movilidad de las personas. En España la caída de la actividad fue de -11%, con lo que somos uno de los países del mundo más perjudicados por el covid 19; tanto desde la perspectiva sanitaria por el alto número de fallecidos y de  contagiados, como por la caída del PIB; lo que demuestra que la gestión del Gobierno ha sido muy inadecuada.

La economía mundial, según la OCDE, podría crecer un 5,6% este año 2021, liderada por la recuperación de la India, que podría hacerlo intensamente y crecer un 12,6% y por China con un aumento de su PIB del 7,8%. Las políticas monetarias y fiscales en EEUU, junto con el aumento de la movilidad de las personas, podrán impulsar su crecimiento hasta el 6,5%. Por tanto entre este año y el próximo se podría recuperar el PIB precovid de 2019, en la mayoría de los países.

Sin embargo la recuperación en La Zona Euro será más moderada, del 3,9%, liderada por Francia con un crecimiento del 5,9%, mientras que Alemania tan solo lo hará en un 3%.El retraso en la vacunación y por tanto del logro de la “inmunidad de grupo”, limitara la recuperación; si bien las exportaciones, con destino a EEUU y Asía, se están intensificando.

El principal lastre para un crecimiento mundial sostenido, será el alto nivel de endeudamiento público y el posible rebrote de la inflación, favorecida por la elevación de los precios del petróleo; y a corto plazo, los rebrotes en los contagios y los nuevos confinamientos de la población, sobre todo en algunos países de la UEM. Según la OCDE, la clave para la recuperación es la velocidad en el proceso de vacunación.

La economía española es muy dependiente del turismo y del sector del automóvil. Tradicionalmente se ha salido de las diferentes crisis, a través de las exportaciones, de bienes en gran medida de automóviles y de servicios de turismo.Sin embargo las restricciones a la movilidad, penalizan fundamentalmente a estos dos sectores. Además las recientes restricciones provocadas por la tercera ola, han dado como resultado, una previsible caída del PIB durante el primer trimestre de este año, por lo que la recuperación se está viendo retrasada.

En España es especialmente importante conseguir “La inmunidad de grupo” antes de julio, para tratar de salvar la campaña turística de verano; puesto que la de Semana Santa está perdida. Para ello serían necesario unas 450.000 vacunaciones diarias, lo que obliga a utilizar nuevas vacunas; y para su administración emplear  todos los recursos disponibles, tanto la Sanidad Pública, incluida la militar; como la privada, sobre todo ayudada por la capilaridad que ofrece la farmacia comunitaria., con sus 22.100 establecimientos.

El Banco de España, ha reducido su previsión de crecimiento para este año, casi en un punto hasta el 6%; sin embargo esta sigue siendo optimista; puesto que con las condiciones actuales en el mejor de los casos creceremos un 5%; por lo que la no se recuperara el nivel del PIB del 2019 hasta el año 2023.

Nuestro crecimiento está lastrado por nuestro alto nivel de deuda pública, cercana al 120% del PIB, por las restricciones a la movilidad y por las políticas económicas inadecuadas de subida de impuesto y de deterioro de la confianza.

Parte de Los Fondos procedentes de Europa, no llegarán, antes del segundo semestre de este año 2021, y solo si se cumplen una serie de requisitos en los proyectos y en las políticas económicas; por lo que los 27.000 millones de euros de transferencias, previstas para este ejercicio no están garantizados, lo que incidiría negativamente en el PIB. Para poder incrementar el potencial de crecimiento de la economía española, es necesario lograr rápidamente “La inmunidad de grupo”, destinar Los Fondos Europeos a mejorar la competitividad de nuestras empresas y bajar los impuestos. Asimismo son necesarios reformas estructurales liberalizadoras.