¿Quien engaña a quien?

Siempre mentiras: Aragonés dice haber hablado de autodeterminación y Moncloa lo niega

|

El presidente de la Generalidad, Pere Aragonès, ha afirmado que ha avisado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que no renunciará a un referéndum de independencia para Cataluña, así como una ley de amnistía, cuando se reanude la mesa de diálogo entre gobiernos en septiembre.

«Esta negociación no será fácil porque no renunciaremos», ha augurado el president tras reunirse durante más de dos horas y media con Sánchez en la Moncloa para oficializar la apertura de una nueva etapa en las relaciones entre las dos administraciones.

Y ha agregado: «Que nadie se equivoque, iremos con toda la ambición y toda la determinación a defender un referéndum sobre la independencia de Cataluña, un referéndum sobre el futuro político de Cataluña e iremos con toda la ambición a defender la autodeterminación y una amnistía».

Aragonès ha reiterado su apuesta por tratar de acercar posturas a través de una negociación que se desarrollará a través de la mesa de diálogo que se creó a raíz del acuerdo entre ERC y PSOE para que los republicanos facilitaran la investidura de Pedro Sánchez.

Los dos gobiernos han programado una nueva reunión de esta mesa para la tercera semana del próximo mes de septiembre, justo después de la Diada.

Por su parte, sin embargo, en rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa tras la reunión entre los dos presidentes, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha explicado que Aragonés ha comentado las peticiones de los independentistas, pero ha aclarado que Sánchez «no ha profundizado» en ello.

«Le ha invitado a hacer propuestas que permitan avanzar. Aragonés conoce con exactitud el límite que pone el Gobierno a esas cuestiones», ha asegurado Montero.

De esta manera, la portavoz del Ejecutivo ha negado que se abordara la cuestión de la autodeterminación y ha venido a contradecir las expectativas planteadas en su comparecencia previa por el presidente catalán respecto a los dos objetivos irrenunciables de la amnistía para los condenados y «exiliados» del procés y de un referéndum de autodeterminación votado solo por los catalanes.

De hecho, Montero ha dejado claro que el Gobierno quiere que los políticos «fugados» de la Justicia «respondan» ante los tribunales como han hecho otros promotores del procés, y ha subrayado que con Aragonès Sánchez «no se ha pronunciado» sobre posibles «gestos» de concordia en este sentido, para insistir en que los huidos deben volver y ponerse a disposición judicial.

En suma, se trata de encontrar un «marco común que nos permita seguir avanzando», ha dicho, y lograr un mayor autogobierno, y en este sentido ha subrayado que el Gobierno quiere «impulsar» vías como por ejemplo un nuevo Estatuto de autonomía para Cataluña.

Y aunque según la portavoz Sánchez no ha abordado con su interlocutor la amnistía ni la autodeterminación que exige el independentismo, sí le ha hecho una propuesta para que «lidere», ha señalado María Jesús Montero, un «foro» de encuentro interno, entre catalanes, para tratar de mejorar la «convivencia» en la sociedad de Cataluña y vislumbrar así «soluciones compartidas».

María Jesús Montero ha dado gran importancia a las cuestiones económicas que se podrán tratar en la comisión bilateral que se quiere convocar para julio, y así ha citado como ejemplo el estudio para ampliar el aeropuerto de El Prat, y ha recalcado la invitación a Aragonès para que participe en la conferencia de presidentes.