Corrupción Parlamento Europeo

Sobornos de Catar en el Parlamento Europeo

|

Operación de la policía belga: 16 entradas y registros en domicilios de asesores parlamentarios, un ex-eurodiputado, un sindicalista, un asistente y un lobista

La policía judicial belga efectuó este viernes 16 registros domiciliarios y arrestó a cuatro personas, incluidos un exmiembro del Parlamento Europeo (PE) y el secretario general de la Confederación Internacional de Sindicados, dentro de una investigación por un posible caso de corrupción ligado a intentos de Catar, país que acoge el Mundial de fútbol, de influenciar en la posición parlamentaria.

Según adelantaron los medios belgas «Le Soir» y «Knack», la investigación por un supuesto caso de corrupción, organización criminal y blanqueo de capitales fue iniciada por la Fiscalía federal belga el pasado julio ante las sospechas de que Catar habría tratado tener influencia en la posición del Parlamento.

«Durante varios meses los investigadores de la policía judicial han sospechado que un Estado del Golfo ha intentado influir en las decisiones económicas y políticas del Parlamento Europeo«, indicó la Fiscalía federal en un comunicado distribuido a la prensa.

Lo habrían hecho «pagando sustanciales cantidades de dinero y ofreciendo importantes regalos a terceros con una posición política o estratégica importante en el seno del Parlamento Europeo», añadió.

Aunque esta institución no menciona explícitamente a Catar, los dos medios belgas aseguran que varias fuentes bien informadas les han confirmado que es en este país en el que se centra la investigación dirigida por un juez especializado en delitos financieros.

En el marco de la misma este viernes se han llevado a cabo registros en 16 domicilios en varios distritos de Bruselas centrados en asesores parlamentarios de la Eurocámara y durante la operación se ha arrestado a cuatro personas, entre ellas un exeurodiputado.

Aunque la Fiscalía no ha facilitado los datos de los detenidos, «Le Soir» y «Knack» aseguran que se trata del exeurodiputado italiano del grupo de los Socialistas y Demócratas Pier Antonio Panzeri, así como el presidente de la Confederación Internacional de Sindicatos, Luca Visentini, y de un asistente parlamentario y un lobista cuyas identidades no se han facilitado.

Todos ellos, a quienes se les aplica la presunción de inocencia, serán llamados a declarar ante el juez en las próximas horas. La Fiscalía confirmó que durante los registros se confiscaron material informático, teléfonos móviles y unos 600.000 euros en dinero en efectivo.

Según las informaciones periodísticas, medio millón de euros en efectivo se habrían localizado en casa de Panzeri, quien ahora es presidente de la asociación Fight Impunity, dedicada a luchar contra la impunidad por violaciones graves de los derechos humanos o crímenes contra la humanidad.

Preguntado al respecto de la investigación, un portavoz del Parlamento Europeo dijo a EFE que la institución «no hace comentarios sobre procedimientos judiciales» y que, «como siempre, coopera plenamente con las autoridades nacionales al cargo» de los mismos.