Ecologismo ideológico

Sri Lanka, el terrible resultado de la utopía orgánica para todos

|

Por Spartacus (*)

La ocupación del palacio presidencial por los manifestantes es la culminación de una crisis sin precedentes desde que el país declaró su independencia. La responsabilidad recae en las utopías ecologistas importadas de Occidente y Europa.

Con el presidente en fuga, el primer ministro dimitido, los manifestantes en las calles, el palacio presidencial atacado, Sri Lanka está cayendo en la anarquía. La antigua colonia británica fue en su día uno de los sistemas más estables de la región. A pesar de las diferencias religiosas y de las escasas tensiones entre minorías, la antigua Ceilán se consideraba un polo más tranquilo y menos conflictivo del sudeste asiático.

La ecología BIO ha convertido un país autosuficiente en uno dependiente y hambriento.

En contra de la afirmación de que con los métodos ecológicos se puede conseguir un rendimiento comparable al del cultivo convencional, la producción nacional de arroz cayó un 20% en los primeros seis meses. Sri Lanka, que durante mucho tiempo ha sido autosuficiente, se ha visto obligada a importar arroz por valor de 450 millones de dólares, mientras que los precios internos de este alimento básico han subido alrededor de un 50%. La prohibición también ha tenido un impacto devastador en la producción de té del país, que es la principal exportación e ingreso de divisas de Sri Lanka.

El té solía representar alrededor del 12% de los ingresos de exportación del país. La industria del té de Sri Lanka proporciona más de un millón de empleos directos e indirectos.

El colapso de la producción de té es una de las razones de la pérdida de ingresos y del empobrecimiento masivo.

Prohibición de las importaciones de fertilizantes y glifosato. La razón de esta crisis. Nada de valor, y basura verde para reemplazarlo.

En lugar de los fertilizantes químicos, la panacea que se vendía políticamente y en los medios de comunicación era el «compost». Esta solución es, por supuesto, la primera cara del chiste verde. El compost, una mezcla de residuos vegetales en descomposición y estiércol de ganado, requiere cinco veces más tierra para producir que la que se puede esparcir. En cuanto a los residuos de la hierba, su producción requiere un «abono químico». ¡Busca la herejía!

Sin abono, y sin la farsa del «compost» para sustituirlo, los rendimientos han disminuido drásticamente.

En lugar del glifosato para el control de las malas hierbas, la panacea vendida políticamente y por los medios de comunicación era el «arranque y desbroce manual o mecánico». Esta solución es, por supuesto, otra cara del chiste verde.

Sin el glifosato, las malas hierbas y las plantas invasoras de una región con mucha humedad han invadido las plantaciones de té. La escarda manual o mecánica en esta región de colinas es una tartufa de la oficina de Bruselas de las ONG verdes que no han cosechado una hoja de té en su vida.

Las ONG verdes han empujado a Sri Lanka al abismo

Los generadores de ideas del gobierno fueron las ONG verdes, la mayoría de las cuales tienen su sede en Occidente. La ecologista agrícola india Vandana Shiva es considerada la figura más importante. Dirige la ONG Navdanya, que defiende la biodiversidad y la agricultura ecológica.

Con el patrocinio de Shasheendra Rajapaksa, sobrino de Mahinda Rajapaksa, organizó un seminario web para promover la reconversión de la agricultura de Sri Lanka. Otros representantes de ONGs ecológicas, como el Instituto del Milenio, la Fundación Suiza Biovision, la Red de Acción contra los Plaguicidas también hicieron presentaciones y presionaron de manera que engañaron a este gobierno. Asociaciones occidentales culpables que financiamos a través del presupuesto europeo, suizo o estadounidense.

Los medios de comunicación del pensamiento único verde han demonizado a los expertos.

Las objeciones de los expertos y los agricultores han sido cuidadosamente ignoradas u hostilizadas en favor de una «nueva forma de pensar».

¿Sabías que la ecologista agrícola india Vandana Shiva, responsable de la hambruna en Sri Lanka, recibió el Premio Europeo de Desarrollo Sostenible a pesar de su desastroso compromiso con el Estado de Sri Lanka?

¿Quién va a cuestionar la utopía de la ideología del todo orgánico?

Los problemas de la agricultura ecológica son evidentes. El hecho de que Sri Lanka nunca haya sido capaz de producir la cantidad de abono orgánico prometida y que tampoco haya alcanzado los rendimientos de los cultivos previstos debería suscitar dudas. Los defensores de este método afirman que puede sostener al doble de la población de la India y fracasan en un ensayo aleatorio con los 21 millones de habitantes de Sri Lanka.

Lo que se celebró como una supuesta liberación de la agricultura colonialista occidental de fertilizantes y pesticidas fue en realidad la adopción de las ideas agrícolas colonialistas occidentales de carácter ecológico. Bajo el gobierno de Rajapaksa, el glifosato fue demonizado como en las convenciones militantes ecomarxistas de Nupes que conocemos en Francia. Se permitió que Sri Lanka sirviera de campo de pruebas a falta de un campo de juego europeo.

En los años de escasez, el cálculo es el siguiente

Los años de vacas gordas, en los que las utopías eran posibles gracias a la prosperidad de la economía mundial, ya han pasado. En los años de vacas flacas, las cuentas siguen. Esto se aplica a los países en desarrollo, emergentes e industrializados.

La caída de los ingresos ha convertido las importaciones de medicamentos y combustible en lujos.

El fracaso de la ideología verde es como el socialismo o el comunismo revelado en contacto con estas realidades. Una utopía.

Sri Lanka es la primera ficha de dominó que cae por una política utópica planificada a la ideología como el socialismo o el comunismo revelada en su momento en contacto con las realidades.

El hecho de que los Países Bajos se hayan convertido en un nuevo punto de inflamación debido a la planificación del «Green Deal» concebida por las élites europeas, que también tiene como tema la agricultura, es probablemente algo más que una ironía de la historia, sino el comienzo del desmantelamiento de esta ideología que exagera la naturaleza como ideal a expensas del ser humano.

Como apunte, todos observarán que la ecología es un tema tabú en los medios de comunicación afines a estas utopías.

La responsabilidad total de las ONG, de la ecología política es sin discusión posible el motor de esta crisis es un tabú para abordar en los periódicos y muestra su ausencia ética y su bancarrota o para conocer las causas de los hechos hay que leer artículos como este en Internet frente a su censura ecolo-marxista.

(*) Este artículo ha sido originalmente publicado en francés por la web Dreuz.Info y su reproducción esta autorizada con la siguiente mención: © Spartacus para Dreuz.info