Indultos a condenados por el Supremo

Un documento incautado en 2020 por la G. Civil deja a Sánchez sin coartada para los indultos

Jordi Sánchez (i) y Jordi Cuixart durante sus discursos en la plaza de Cataluña tras la jornada de referéndum del 1 de octubre convocado por el Gobierno de Cataluña y suspendido por el Tribunal Constitucional. EFE/Andreu Dalmau
|

El documento incautado por la Guardia Civil en 2020 al exconsejero de ERC Xavier Vendrell deja al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sin «coartada» para conceder los indultos del procés porque los independentistas han anunciado por escrito que volverán a delinquir.

El documento incautado en 2020 por la Guardia Civil al exconsejero Vendrell planteaba la vía unilateral a la independencia, si no hay referéndum pactado, así como aprovechar la mesa de diálogo para «enfrentar Gobierno y Estado» y «debilitar al Estado con la contracción económica».

Sánchez no puede siquiera agarrarse a la coartada que le ofreció Junqueras en la carta, no puede apelar a la concordia, a la utilidad pública, a la convivencia, cuando sabemos a ciencia cierta que los independentistas, los secesionistas, tal y como figura en el documento incautado por la Guardia Civil, quieren volver a hacer lo mismo.

El diputado del PP, Jaime Olano, ha señalado en ese sentido que los indultos son precisamente «el primer paso» de esa «nueva hoja de ruta» que pretende «volver a cometer un ataque a la democracia y al estado de derecho» y argumentan por ello que no hay justificación, ni jurídica ni política, que avale la concesión de la medida de gracia.

Y rechazan las apelaciones a la valentía y a la magnanimidad porque, argumentan, «lo valiente es resistir el chantaje de los delincuentes«, lo que hizo la sociedad española «frente al chantaje de ETA», y «estar al lado de los constitucionalistas». «Sánchez está cambiando indultos por tiempo en La Moncloa».

«Echamos de menos a algunos líderes socialistas», ha asegurado también Olano, que critica que se limiten a «poner un tuit diciendo que están en contra de los indultos» y después impidan tramitar mociones del PP. Apuntan sus críticas al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ha retrasado el debate pidiendo un informe a los letrados de las Cortes.

«Me gustaría ver al señor Page el domingo en la plaza de Colón, sería una prueba manifiesta de que él no se arrodilla ante Sánchez y sí está con la mayoría de los españoles que nos oponemos a estos indultos», ha zanjado el vicesecretario de Participación del PP.