Una masacre en tiempos de coronavirus: en 2020 se practicaron 42,7 millones de abortos

|

Según el último informe publicado por Breitbart, el aborto fue una vez más la causa número uno de muerte a nivel mundial en 2020: el año en que el mundo tembló por el coronavirus, 42,7 millones de bebés fueron matados en el útero materno, según los datos proporcionados por Worldometer.

Al 31 de diciembre de 2020, se habían realizado 42,7 millones de abortos; 8,2 millones de personas murieron por cáncer; 5 millones a causa del tabaco, y 1,7 millones por VIH / SIDA.

En comparación, las muertes en todo el mundo por coronavirus en 2020 ascendieron a 1,8 millones, según la Universidad Johns Hopkins.

Worldometer, votado como uno de los mejores sitios web de referencia gratuitos por la Asociación Estadounidense de Bibliotecas (ALA), lleva un recuento continuo a lo largo del año de las principales estadísticas mundiales, incluida la población, los nacimientos, las muertes, los automóviles producidos, los libros publicados y las emisiones de CO2. También registra el número total de abortos realizados en todo el mundo, basándose en las últimas estadísticas sobre abortos publicadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A nivel mundial, hubo más muertes por aborto en 2020 que todas las muertes por cáncer, malaria, VIH / SIDA, tabaquismo, alcohol y accidentes de tráfico combinados, según las estadísticas de Worldometer.

El impactante número de muertes por aborto, de hecho, ha llevado a algunos observadores a llamar al aborto «la causa de la justicia social de nuestro tiempo», ya que la magnitud del problema eclipsa por completo otras cuestiones de derechos humanos.

El año 2020 también vio el aborto legalizado en Argentina, uno de los últimos bastiones del mundo en reconocer y proteger el derecho a la vida de los no nacidos. En su mensaje navideño anual, los obispos argentinos denunciaron al gobierno de Alberto Fernández por su “febril obsesión” por extender el derecho al aborto en medio de una pandemia. En lugar de atender las necesidades reales del pueblo argentino, el gobierno adoptó una “urgencia incomprensible” con el establecimiento del aborto en Argentina, declararon los obispos, “como si tuviera algo que ver con los sufrimientos, temores y preocupaciones de la mayoría de los argentinos . » “Esta Navidad nos encontramos en un momento histórico que pide una ardua reconstrucción del empleo, la educación, las instituciones y los lazos fraternos”, afirmaron los obispos, y en lugar de atender estas necesidades urgentes, el gobierno optó por impulsar la agenda del aborto. “En las últimas semanas, el panorama se ha oscurecido”, escribieron. El gobierno debería defender los derechos humanos de los débiles en lugar de «negárselos a los no nacidos».

El lobby del aborto también apuntó a Polonia después de que una memorable sentencia de su Tribunal Constitucional prohibiera los abortos eugenésicos realizados en bebés con síndrome de Down y otras discapacidades. El movimiento de huelga de mujeres pro-aborto organizó manifestaciones en las principales ciudades, incluyendo la realización de escarches frente al domicilio familiar de Jaroslaw Kaczynski, el líder del gobernante Partido Ley y Justicia (PiS) de Polonia. A principios de octubre, el Tribunal Constitucional de Polonia derogó una disposición que permitía a los médicos abortar fetos por defectos congénitos y dictaminó que la ley violaba la Constitución nacional, que garantiza el derecho a la vida. En su decisión, el tribunal argumentó que abortar a un niño debido a probables defectos de nacimiento constituía eugenesia, un esfuerzo por librar a la sociedad de los débiles e indeseables, notoriamente practicado por los nazis contra judíos y personas discapacitadas, y defendido por la fundadora de Planned Parenthood, Margaret Sanger, contra negros y minorías en los Estados Unidos.

Junto con la capital, Varsovia, se llevaron a cabo manifestaciones a favor del aborto en Poznan, Wroclaw, Cracovia y otras ciudades, y los manifestantes, enfurecidos, intolerantes, invadieron iglesias mientras se celebraba el culto, «confrontando a los sacerdotes con obscenidades» y pintando iglesias con eslóganes y los números telefónicos de empresas que practicaban abortos, según Associated Press (AP).

El 28 de diciembre, los cristianos de todo el mundo celebraron la Fiesta de los Santos Inocentes, en conmemoración del decreto del rey Herodes de que todos los niños varones de Israel menores de dos años debían ser sacrificados para poder asesinar, entre ellos, al recién nacido niño Jesús.

El Papa Francisco ha comparado la masacre de los inocentes con la práctica moderna de matar bebés mediante el aborto.

La 48ª Marcha anual por la Vida en los Estados Unidos se llevará a cabo en Washington, D.C., el 29 de enero de 2021 con el tema «¡Juntos, fuertes, la vida une!» El propósito declarado de la marcha es poner fin al aborto «uniendo, educando y movilizando a las personas pro-vida en la plaza pública». La marcha anual conmemora la infame decisión de la Corte Suprema del 22 de enero de 1973 en Roe v. Wade que, junto con Planned Parenthood v. Casey de 1992, invalidaron 50 leyes estatales e hicieron que el aborto fuera legal en todo Estados Unidos.