Viruela del mono, ¿un nuevo motivo de pánico sanitario?

|

POR MAGALI MARC (*)

Los brotes inusuales de viruela del mono están afectando a varios países del mundo, como Alemania, Reino Unido, España, Portugal, Francia, Suiza, Italia y Suecia, así como a Estados Unidos, Canadá, Israel y Australia. En varios países occidentales, las autoridades no dejan de sembrar el pánico entre sus conciudadanos para establecer nuevos controles, aunque hasta ahora sean principalmente las comunidades gay las que están en peligro. En Canadá, Quebec parece ser el más afectado y Trudeau ya está pensando en vacunar a los quebequenses.

Para los lectores de Dreuz, he traducido el artículo de Bob Hoge, aparecido en el sitio web de RedState el 21 de mayo.

********************

¿Debemos preocuparnos por la viruela del mono?

La viruela del mono es poco frecuente y generalmente se limita a los países de África central y occidental, pero una pequeña oleada de casos en Estados Unidos y Europa tiene preocupados a algunos científicos. ¿Se trata de un destello en la sartén o estamos a punto de ver a los Centros de Control de Enfermedades emitir órdenes ejecutivas? Esto es lo que dicen hasta ahora:

«Los CDC instan a los proveedores de atención médica en los Estados Unidos a estar atentos a los pacientes que se presentan con enfermedades eruptivas consistentes con la viruela del mono, hayan o no viajado o tengan factores de riesgo específicos para la viruela del mono e independientemente del género o la orientación sexual», dijeron los funcionarios de los CDC en un comunicado.

Internet ya está en ebullición, con algunos usuarios publicando teorías de que se trata de una conspiración (Bill Gates debe estar detrás), otros diciendo que lo último que quieren oír es otro virus, y otros haciendo humor:

Hasta ahora, el número de casos es bajo, ya que en el Reino Unido sólo se han confirmado 20 infecciones.

De [el canal de noticias de consumo y negocios de Estados Unidos ( CNBC) el 20 de mayo):

«Alemania notificó el viernes su primer caso del virus, convirtiéndose en el último país europeo en identificar un brote, junto con el Reino Unido, España, Portugal, Francia, Italia y Suecia. Estados Unidos y Australia también han confirmado sus primeros casos esta semana, mientras los expertos intentan determinar la causa principal del reciente brote.

Algunos casos se han relacionado con viajes desde África, pero se cree que las infecciones más recientes se han propagado en la comunidad, lo que hace temer la posibilidad de un brote más amplio.

El virus de la viruela del mono se detectó por primera vez en monos cautivos en 1958, y el primer caso humano se registró en 1970. Es de la misma familia que la viruela, pero no es tan grave y suele desaparecer por sí sola.

Según la revista online Livescience (20 de mayo):

«Como muchos virus, la viruela del mono comienza con fiebre, escalofríos, fatiga, dolores musculares y de cabeza, pero también provoca la inflamación de los ganglios linfáticos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). De uno a tres días después de la aparición de la fiebre, las personas pueden desarrollar una erupción que comienza en la cara y se extiende por todo el cuerpo. La erupción progresa a través de varias etapas antes de desaparecer. En primer lugar, aparecen máculas, o manchas de color marrón claro, en el cuerpo. A continuación, aparecen pápulas o protuberancias. A continuación, la erupción se convierte en vesículas y pústulas, que parecen botones llenos de pus. Finalmente, los granos forman una costra y se caen. La enfermedad suele tardar de dos a cuatro semanas en resolverse, señala el CDC».
En primer lugar, ¡qué asco! Cualquier discusión que incluya la palabra «pústulas» no es para mí.

¿Y cómo se adquiere este encantador virus?

La Clínica Cleveland lo explica:

«La viruela del mono se transmite cuando se entra en contacto con un animal o una persona infectada por el virus. La transmisión de los animales a los seres humanos se produce a través de lesiones cutáneas, como mordeduras o arañazos, o por contacto directo con la sangre, los fluidos corporales o las lesiones de viruela de un animal infectado».
También hay pruebas de que la viruela del mono puede propagarse en la comunidad gay, ya que Livescience informa de que se está en la clase vulnerable si «se es un hombre que tiene regularmente contacto íntimo con otros hombres»

Una razón para no preocuparse demasiado por este último virus: existe una vacuna contra la viruela del mono, y se utiliza desde hace tiempo. Estados Unidos acaba de comprar 13 millones de dosis después de que un hombre de Massachusetts la contrajera, según informaron las autoridades el jueves (19 de mayo). (¿Trece millones de dosis para un caso? O no nos lo cuentan todo, o es una exageración. El tiempo lo dirá).

Además, si se ha vacunado contra la viruela, la vacuna es un 85% eficaz contra ella.

Después de lo que hemos vivido en los últimos dos años, no me atrevo a decir que la viruela del mono no parece ser una causa importante de preocupación, ya que es totalmente posible que la epidemia empeore.

Pero personalmente, me preocupa más la respuesta del CDC que la posibilidad de contraer la enfermedad.

Mi vida no ha cambiado por el coronavirus (lo tuve y bueno…) – pero mi vida ha cambiado por la reacción a él.

La viruela del mono es una enfermedad a la que hay que prestar atención, pero por el momento el número de casos es bajo, las infecciones suelen desaparecer por sí solas y no es el momento de entrar en pánico.

Además, siempre puedes llevar esta máscara:

(*) Reproducido con permiso con el siguiente crédito: © Traducción de Magali Marc (@magalimarc15) para Dreuz.info.

Fuente : Redstate