Los populares han respondido al órdago asegurando que «no tiene sentido» mezclar propuestas «programáticas» en una negociación que tiene que ver con «logística», como es la composición del órgano de gobierno de la Asamblea de Madrid.