VOX insta a Bruselas a reprobar al Gobierno por apología del comunismo en Correos

|

La delegación de VOX en el Parlamento Europeo ha denunciado el sello del Partido Comunista exhibido por la empresa pública de Correos, dirigida por un amigo personal del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

A través de una carta enviada a los comisarios europeos de Justicia, Didier Reynders, y de Cultura, Mariya Gabriel, los eurodiputados de VOX han recordado que el Parlamento Europeo condenó el comunismo en 2019 por ser una «ideología criminal» que ha alimentado a los peores regímenes totalitarios y ha provocado decenas de millones de muertos en Europa y en todo el mundo.

En este sentido, han pedido a la Comisión y al resto de instituciones comunitarias que realicen las actuaciones precisas «para reprobar públicamente el sectario proceder» del Ejecutivo socialcomunista.

En la misiva, han denunciado que la Ley de Memoria Democrática impone «de facto» la cancelación ideológica de una parte de la historia y una «verdad oficial»; la destrucción de bienes públicos o privados; y la restricción ideológica de libertades fundamentales como la de cátedra o la de opinión.

«La decisión del Gobierno de Pedro Sánchez, a través de Correos, de celebrar la creación en noviembre de 1922 (…) del Partido Comunista de España constituye una afrenta a millones de españoles y europeos, (…) una ignominia merecedora de la mayor de las repulsas», añade VOX, que recuerda la persecución religiosa de las izquierdas, los más de 3.000 asesinados en las checas y los 8.000 asesinatos extrajudiciales por parte de los milicianos del Comité Provincial de Investigación Pública en 1936.

«La actuación del Gobierno de Sánchez en coalición con el partido comunista, imponiendo ilegítimamente una sesgada, arbitraria e injusta visión de la historia de España y ensalzando el comunismo y su historia criminal, merece la repulsa de todas las instituciones, incluyendo las instituciones comunitarias», concluye VOX, antes de manifestar que el Ejecutivo «camina velozmente» hacia la imposición «de una autocracia de discurso único, amenazando el pluralismo y los derechos y libertades de los españoles».