Alza de precios de la energía

Vuelve a subir la gasolina

|

El hecho de tener que adelantar el descuento de 20 céntimos ha obligado a muchas gasolineras a subir los precios, con un combustible a alza en los mercados

Al final el remedio fue casi peor que la enfermedad. El descuento ideado por el gobierno para subvencionar los precios de la gasolina -en lugar de bajar los impuestos al carburante, que era la opción más razonable y sencilla- ha terminado tirando al alza del precio, dado que el mecanismo ha obligado a las gasolineras a adelantar el descuento a los usuarios.

En consecuencia, precio de la gasolina ha vuelto a subir por sexta semana consecutiva, con lo que se acerca a su máximo histórico pese al descuento de20 céntimos por litro aprobado por el Gobierno, que se prorrogará otros tres meses.

Según los datos difundidos este jueves por el Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), que recoge el precio medio registrado entre el 24 y el 30 de mayo, la gasolina se vende en España -una vez aplicado el descuento- a una media de 1,768 euros el litro, mientras que el gasóleo lo hace a 1,652 euros.

Con estos precios, el coste de la gasolina, que vuelve a superar al gasóleo, sube un 1,6 % respecto a la semana anterior, mientras que el gasóleo es un 0,9 % más barato tras caer por tercera semana consecutiva.

El precio de la gasolina durante la última semana, y con el descuento aplicado, es el cuarto más alto de la historia, solo un 4 % por debajo del récord actual; mientras que el del gasóleo, que es el octavo más elevado, es un 10 %  inferior respecto a su máximo.

El petróleo ha recuperado la tendencia alcista debido al debate abierto en la UE para acordar un embargo a las importaciones de crudo ruso, así como las tensiones entre la oferta y la demanda.

Pese a las deficiencias mostradas por el «sistema del descuento» en cuanto ha contribuido al encarecimiento de la gasolina, el Gobierno prorrogará durante tres meses la bonificación de 20 céntimos por litro, vigente inicialmente hasta el 30 de junio.

La escalada de ambos carburantes ha provocado que el precio de la gasolina haya aumentado un 20 % desde que comenzó el año, frente al 23 % que se ha encarecido el gasóleo. Con los precios actuales, llenar un depósito medio de 55 litros con gasolina cuesta actualmente 97 euros, mientras que con gasóleo se sitúa en 91 euros, lo que supone pagar cerca de 16 euros más que a principios de 2022 si se utiliza gasolina, y 17 euros si se elige gasóleo.