Crisis Sri Lanka

Wickremesinghe toma el control en Sri Lanka tras la huida de Rajapaksa

|
El hasta ahora primer ministro de Sri Lanka, Ranil Wickremesinghe, tomó este viernes posesión como presidente encargado de la nación tras ser designado para ese puesto por el dimitido jefe de Estado Gotabaya Rajapaksa.

Wickremesinghe juró su nuevo cargo en presencia del presidente del Tribunal Supremo esrilanqués, Jayantha Jayasuriya, según informo su oficina de medios, en una ceremonia que tuvo lugar horas después de que se oficializase la dimisión de Rajapaksa.

Rajapaksa, que envió ayer a través de un enviado especial una misiva al Parlamento comunicando su renuncia, llegó ayer a Singapur desde Maldivas, tras abandonar el miércoles Sri Lanka a bordo de un avión de las Fuerzas Armadas, junto con su esposa y dos guardaespaldas, haciendo uso de sus poderes presidenciales.

En su primer discurso público como presidente encargado, Wickremesinghe aseguró estar de acuerdo con las protestas pacíficas pero dijo que tomaría «medidas inmediatas para garantizar la ley y la paz en el país» en el caso de aquellos grupos que están provocando disturbios y que, denunció, pretenden interrumpir la elección de un nuevo jefe de Estado la próxima semana.

Además, aseguró que revocará una enmienda de la Constitución para otorgar más poder al Parlamento.

Wickremesinghe ostentará el cargo de presidente de forma interina hasta la designación de un nuevo mandatario por parte del Parlamento, prevista para el 20 julio.

Ese día, los 225 miembros del Parlamento votarán en secreto para elegir a uno de ellos como futuro presidente, que presidirá el país hasta 2024, cuando debía concluir el mandato de Rajapaksa.

Los escasos cinco días hasta el 20 de julio y la ausencia de mayorías claras entre los partidos requerirá de intensas negociaciones entre las formaciones para proponer a sus candidatos, dijo a Efe el analista político Aruna Kulatunga.

Según este experto, los principales nombres que suenan para suceder a Rajapaksa son el de «Wickremesinghe, el líder de la oposición, Dullas Alahepperuma, del partido del expresidente Rajapaksa, y Sajith Premadasa, Sarath Fonseka también de la oposición».

Premadasa fue el principal rival de Rajapaksa durante las elecciones presidenciales de 2019, pero cayó derrotado al obtener el 42 % de los votos frente al 52 % de su adversario.

Los líderes políticos se reunieron hoy en el Parlamento poco después de anunciarse la dimisión de Rajapaksa, y mañana se celebrará una sesión parlamentaria especial convocada por el presidente de la Cámara para comenzar el proceso para designar a un nuevo presidente, informó hoy el Parlamento.

Una de las principales labores del nuevo presidente será la de formar un nuevo Gobierno, después de que la vacante de primer ministro haya quedado libre tras la nueva designación de Wickremesinghe.

Ese Gobierno resultará fundamental para retomar las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre un posible rescate financiero de Sri Lanka, que atraviesa la peor crisis económica desde su independencia del Imperio británico en 1948.

El país isleño sufre desde hace meses escasez de medicamentos, alimentos y combustible, provocada en parte por el gran endeudamiento, erradas políticas gubernamentales, y el impacto de los atentados de Pascua y la pandemia en el turismo.

Esta situación ha dado lugar a protestas por toda la isla desde finales de marzo, cuando miles de personas comenzaron a salir a las calles para pedir la dimisión de Rajapaksa por su gestión de la crisis económica.