Ya no cuela

Siempre es quién, nunca es qué.

|

Siempre.

Pueden ser Sánchez o Iglesias negando legitimidad a Rajoy por una subida de la luz o los demócratas americanos repentinamente contrarios a las algaradas callejeras.

Pero siempre, siempre, siempre, es quién. Nunca, nunca, nunca, es qué.

Debajo de las ideologías más alambicadas, de las estrategias políticas, de la retórica, se esconde la tribu, los míos o los otros. Y la realidad definitiva del poder.