Cataluña – Hong Kong

|

Me lo ponen hoy fácil los CDR con su propósito de activar la ‘vía Hong Kong’, porque ya el nombre de la vía pone en negro sobre blanco su locura de masas.

Hong Kong, ya sabrán, se ha pasado semanas abarrotando las calles para protestar contra el intento de Pekín de mermar su autonomía y fagocitarlo en el sistema. No es que las marchas no hayan tenido sus sombras: grupos de manifestantes han protagonizado ataques violentos contra particulares que no comulgaban con su mensaje, ha habido mucha destrucción gratuita y, en algunos, cierto desprecio hacia sus compatriotas del continente, a quienes tienden a mirar por encima del hombro.

Pero, caramba, que una región libre, que vota continuamente y elige a sus representantes y que puede expresarse con total libertad y que tiene uno de los niveles de vida más altos del mundo se compare con una ex colonia británica enfrentada a una de las últimas tiranías comunistas de la tierra es haber perdido por completo cualquier idea de la realidad.