TRIBUNA

Egolatría, enfermedad psicológica

|

La egolatría es una enfermedad psicológica grave que afecta a la personalidad del individuo. Es un desequilibrio en la inteligencia emocional. Se les conoce, entre otros rasgos, por su escasa capacidad de empatía.

Gerardo Castillo Ceballos, Universidad de Navarra. Describe recientemente, con claridad meridiana, en pocas palabras, los rasgos esenciales del ególatra (Diario de Navarra 10/08/19): 

“La proliferación de los ególatras. La egolatría consiste en el culto, adoración o amor excesivo de sí mismo. El término proviene del griego ego, que quiere decir “yo” y latreis, que significa “adoración”. Una persona ególatra siente una afección hacia sí misma desproporcionada.

La egolatría no debe confundirse con el narcisismo y la autoestima, aunque los tres conceptos están ligados entre sí.  Estar enamorado de la propia imagen física, como el vanidoso Narciso, no es igual que tener una opinión de sí mismo basada en el auto-concepto. La psicología reconoce la egolatría como un problema de personalidad. Cuando llega a niveles extremos, recibe el nombre clínico de Trastorno Narcisista de la Personalidad”. Véase:

https://www.unav.edu/web/vida-universitaria/detalleopinion-sociedadycomunicacion/2019/08/10/la-proliferacion-de-los-egolatras/-asset_publisher/cVJX9OBYRWf0/content/19_08_10_opi_egolatras/10174

He hecho una ronda de preguntas en mi entorno personal y profesional sobre el ególatra y los posibles ególatras que consideraran, tanto actuales, como a través de la historia.

Todos han citado de inmediato a nuestro personaje oculto. Después me han sorprendido citando a ególatras inconfundibles. Ha salido Nerón, disfrutando hasta la saciedad, contemplando cómo ardía Roma. Me citaron también a Napoleón Bonaparte, entre los históricos más antiguos. Adolf Hitler y Josef Stalin han salido de inmediato de las bocas de todos. Le siguieron Mao Zedong, Pol Pot de Camboya y varios nombres más, todos ellos Dictadores sanguinarios del Siglo XX. Por qué me citaban a los Dictadores, pregunté. Porque todos ellos eran ególatras, se querían a sí mismos por encima de todo, eran insensibles y faltos de valores humanos.

Pregunté, por qué nadie me había citado a Franco? “Porque las muertes de Franco fueron consecuencia de la Guerra Civil, provocada por el Socio Comunismo. Después consiguió levantar a España de la miseria en la que estaba”. Otro me recordó que la Dictablanda de Franco fue la que nos hizo llegar a la Democracia”.

¿Hay algún ególatra en el siglo XXI? “Más que nunca”. Me contestaron la mayor parte, sin dudarlo. La falta de valores los lleva a endiosarse sin límite. A uno de ellos lo tenemos dentro y es muy peligroso. No, no vamos a decir el nombre, porque es del dominio público. Hay pocos que “se adoren tanto como él”. Me gustaría escuchar algunos personajes actuales. Hablaron sobre bastantes nombres. Cito a aquellos en los que coincidieron todos: Kim Jong-un fue el primero que citaron, sin lugar a duda. El Presidente Maduro de Venezuela le siguió. A continuación salieron el Presidente Vladimir Putin de Rusia, quien se está preparando para asegurarse la continuidad en el Gobierno a partir de 2024. Le siguió el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, citado por uno de ellos.  No, respondió en seguida otro. Este es un narcisista del montón, pero con formas muy peculiares, es un gran hombre que, a su forma rara de actuar y de hablar, está sacando a USA del pozo donde estaba. En absoluto es un ególatra.

Tendremos que seguir buscando a nuestro ególatra particular y analizar la peligrosidad de la que se habla y cuál puede ser en alcance de sus actos ególatras. 

https://www.valoresuniversales.es/

por Noé de la Cruz.

Licenciado en Pedagogía, Licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid. Especializado en Sociología (Técnicas de Investigación Social y Sociología de la Familia) y Diplomado en Psicología Industrial por la Escuela Superior de Psicología y Psicotecnia de Madrid. Ostentó el cargo de Consejero Titular en el Consejo Nacional de Educación durante 6 años. www.valoresuniversales.es