El comino

|

El diputado de ERC que reconoció abiertamente que la gobernabilidad de España “le importa un comino” puso el epitafio a nuestra democracia. Cuando un presidente del Gobierno es elegido con los votos de quien reconoce abiertamente en sede parlamentaria que cómo se gobierne el país le importa un comino, todo lo que queda es la capacidad coactiva del sistema.

Si algo nos enseña la historia es que las formas pueden sobrevivir mucho tiempo a la sustancia, que los senadores pueden seguir reuniéndose como siempre y eligiéndose los cónsules cada año mientras César dirige el imperio.

Con este vergonzosa investidura hemos conseguido, sin embargo, algunas cosas buenas. Como abrir los ojos, ver a cuántos de los que dicen representarnos les importa un comino España.