PUBLICIDAD

Ironías para 2020

|

El destino tiene un malicioso sentido del humor, no me digan que no: cuando estamos ya a punto de embarcar en el Tren de la Bruja que Sánchez nos ha preparado con desechos de tienda para no tener que cambiar el colchón que tanto le costó encajar en la Moncloa, lo más parecido que tenemos a unas garantías de que España no desembocará en el ‘Full Chávez’ son unas autonomías que están troceando la nación y una Unión Europea que nos chulea a modo. 2020 promete ser interesante, al modo chino.

PUBLICIDAD