YA NO CUELA

La foto

|

Abre hoy el diario El Mundo con una foto de Rajoy, Feijóo y Casado reunidos en un acto de campaña de las gallegas, sobre el titular: ‘Juntos por primera vez frente al ‘sanchismo’. Y la foto y el pie explican muchas cosas que parecen incomprensibles.

La historia, decía Mark Twain, no se repite, pero rima, y a iguales causas, iguales efectos. España padece izquierda, una plaga bastante peor que el coronavirus y que tiene el delito añadido de que ya la conocemos bien porque la hemos padecido en (casi) todo su horror y error, y es cosa admirable que no hayamos desarrollado la conveniente inmunidad.

Pero hasta con esa dosis masiva de amnesia en vena que son la cultura oficial y el sistema de enseñanza, cuesta pensar que no sea fácilmente batible el disparate que nos gobierna, que no se haya podido evitar montando una defensa inteligente y una alternativa coherente y sensata.

Y ahí es donde entra lo que este trío inoperante representa. Una de las principales razones de que ahora mismo nos gobierne la izquierda radical, con su acostumbrada chulería y desprecio por las normas es esa derechita acomplejada y seguidista, tan blanda por fuera que se diría toda de algodón. Hace años aún podía pensarse que ese nihilismo ideológico era un defecto de fábrica; hoy hay que concluir que es su principal prestación, y que la razón misma de su existencia es desactivar y desviar cualquier intento de derecha coherente en nuestro país.