PUBLICIDAD

Lamentable y bochornoso espectáculo

|

Hemos tenido la oportunidad de asistir gratuitamente (aunque al final nos salga caro), a la transformación del sitio sagrado de la palabra, del servicio a los ciudadanos. El “Santa Santorum” de la Democracia, Congreso de los Diputados, transformado en el corral de comedias tristes, más bien tragicomedia.

Una actriz excelente, con un “piquito de oro” y palabras envenenadas, consiguió levantar al público de la sala (Congreso), para maldecir unos, para bendecir otros y algunos, con la obligación de mediar, echada a la espalda, calladitos, por si acaso perdían un apoyo para cruzar el río, ser arrastrados por la porquería maloliente, sin llegar a la otra orilla para ser coronado.

PUBLICIDAD

Quien llevaba toda la razón, era la actriz improvisada, con el papel de la interpretación bien sabido. Insultos, a quien se debe pleitesía y una afirmación muy acertada: “España no es una Democracia”. Desde su perspectiva tiene toda la razón. Si España fuera una DEMOCRACIA con mayúscula, ella no hubiera entrado nunca en el Parlamento, porque su partido no hubiera sido legalizado, en cumplimiento de las Leyes vigentes (incumplidas). Esta misma mañana, he oído a tres personas de su misma estirpe, dos mujeres y un varón, de los que antes se llamaban comunistas (ahora está prohibido y se llaman cualquier cosa), que España es una Democracia consolidada, es decir, todo lo contrario, y que “LAS DERECHAS SE LA QUIEREN CARGAR”. ¡¡Qué ironía y qué osadía!!

Ni una cosa ni la otra son ciertas. España es una Democracia muy débil, SÍ y ahora mucho más debilitada, porque está en manos de anti demócratas, que la utilizan para destruirla desde dentro, poco a poco, sin que nos demos cuenta. Además lo hacen como sus compadres traidores separatistas de Cataluña y País Vasco: “Sin violencia”…. Porque no quieren hacer daño a nadie. Su lenguaje es fácilmente entendible, destruyen el mobiliario público y privado, levantan calles, queman coches, cortan carreteras y autopistas, impiden el comercio y la movilidad nacional e internacional. Decenas de millones de Euros perdidos, policías heridos… Todo esto es sin intención de hacer daño, sin la más mínima violencia. Los padres y las madres de estos angelitos tan modosos, que no quieren ser españoles, son los que van a hacer mañana Presidente de la España que aborrecen, a un ególatra, Pedro Sánchez. Le gusta mucho ese puesto de trabajo y que le ensalcen, con lo que no tiene, cualidades y habilidades excepcionales. 

Que tome nota también la Europa que nos abandona y acoge en el Parlamento de todos, a los delincuentes juzgados y condenados y a los prófugos de la Justicia.

PUBLICIDAD

por Noé de la Cruz.

Licenciado en Pedagogía, Licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid. Especializado en Sociología (Técnicas de Investigación Social y Sociología de la Familia) y Diplomado en Psicología Industrial por la Escuela Superior de Psicología y Psicotecnia de Madrid. Ostentó el cargo de Consejero Titular en el Consejo Nacional de Educación durante 6 años. www.valoresuniversales.es