YA NO CUELA

Las ‘fiestas’

|

La Moncloa nos felicita ‘las fiestas’. ¿Qué fiestas? Por las fechas, uno diría que la Navidad. Podría ser Januká, pero resultaría raro por el escaso número de judíos en España, en proporción a los que desde hace siglos celebran el nacimiento del Hijo de Dios, incluso sin creer en nada. En cuanto al ‘solsticio de invierno’, solo era una broma de Carmena que no celebra absolutamente nadie.

Es curioso eso de ‘la fiesta sin nombre’, tratándose de la que quizá sea la más celebrada y seguida del año, como son sintomáticos todos los tabúes de esta época que presume de haber derribado tantos. No hay problema para citar el Ramadán con todas sus letras, aunque para el vulgo hispánico era una palabra desconocida hace una o dos décadas. Pero la Navidad no, la Navidad es como esa España que Pablo Iglesias confesó no poder pronunciar (luego fue que no, y que si es necesario para rebañar poder, Pablo pronuncia ‘Imperio Austro-Húngaro’ sin problema). Y estos son los del pueblo y los de la gente.

¡Feliz Navidad!