PUBLICIDAD
YA NO CUELA

Miley Cyrus

|

El gobierno va a subirnos los impuestos. No, no a los ricos: a usted. Es casi como decir que el sol saldrá mañana por el este, ¿verdad? Se puede poner límites al déficit, al número de años que puede uno pasar en la cárcel, yo qué sé: pero no, nunca, se va a poner un límite a los impuestos.

Van a subir los impuestos hasta que sangremos. Sí, con tantos españoles en la calle, con tanta pequeña empresa arruinada, con toda la miseria que nos ha traído el descerebrado plan del gobierno para luchar contra el coronavirus.

PUBLICIDAD

Échale la culpa al bichito. Solo que no. Unos países sacrificaron la economía pero salvaron vidas. Otros arriesgaron vidas y salvaron la economía. Nuestro gobierno tuvo récord de muertes y de destrucción económica.

Es un ejército acampado a nuestra costa, y van a cobrarse el botín, su libra de carne.

No estoy en contra de los impuestos. Se necesitan carreteras y colegios, hospitales y policía. Pero no puedes exprimir a un pueblo empobrecido para hacer llover el dinero sobre chiringuitos afines, para quedar bien con Miley Cyrus, para donar nuestro dinero a uno de los hombres más ricos del mundo, Bill Gates, para inventarte direcciones generales vacías en las que colocar a los amigos con sueldos astronómicos, para ir en Falcon a comprar tabaco.

El gobierno nos sube los impuestos, como brilla el sol en junio. La casta tiene que consolidarse, gente guapa y venerada entre una población empobrecida y sumisa.

PUBLICIDAD