PUBLICIDAD
YA NO CUELA

Olor a muerte

|

Que la eutanasia sea lo primero define a este gobierno, define a la izquierda, define al pensamiento dominante, que hiede a muerte.

Lo primero, la muerte. Empecemos matando. Es la implacable lógica de Stalin: detrás de cada problema hay hombres; deshaceos de los hombres y os habréis deshecho del problema.

PUBLICIDAD

No es como si no supiéramos qué va a pasar, cómo evoluciona esto de la eutanasia, cómo de los casos extremos se pasa a los algo menos extremos; cómo de la voluntad claramente expresada en plenas facultades se llega a la presunta, hágame usted caso, que el abuelo ya no rige.

Tenemos una de las esperanzas de vida más alta del planeta y la más alta de nuestra historia, y eso no puede ser. Necesitamos muerte. Es pura pulsión de muerte.

Es Greta y los gretinos soñando con diezmar la población mundial para que no cambie ni una décima de grado en un planeta que no ha hecho más que cambiar a lo largo de su historia. Es el poder, sentir el poder, y no hay poder como el poder de vida y muerte.

PUBLICIDAD