PUBLICIDAD
YA NO CUELA

Preferencias reveladas

|

La gente miente; ya sé que no es exactamente una revelación asombrosa. Cuanto mayor sea el premio que esperan o el castigo que temen, más vehementes son sus mentiras. Eso, en política, debería invalidar el proceso electoral, ya que no puede existir elección libre sin información precisa y veraz. Los grandes grupos mediáticos que se han entregado en los últimos años a señalar el peligro de las ‘fake news’ y la ‘postverdad’, especialmente en redes sociales, no denuncian realmente la proliferación de mentiras, sino la amenaza para su monopolio. Sus mentiras, en fin, se ven seriamente en peligro, y ese es su combate.

Afortunadamente, hay medios, aunque no siempre precisos, de separar el trigo de la cizaña en la información; desgraciadamente, la mayoría son demasiado laboriosos para la gente normal, que tiene mejores y más acuciantes tareas que hacer. Pero hay un método más sencillo: las preferencias reveladas.

PUBLICIDAD

La gente, cuando se la entrevista, puede decir que apenas ve televisión, solo los documentales de la 2. Pero luego uno consulta los ‘ratings’ y comprueba los programas del corazón que realmente consume mayoritariamente. Lo que hacemos, en contraste con lo que predicamos, revela nuestra verdad.

Pablo Iglesias puede ponerse lírico hablando de su barrio obrero y su pisito de protección oficial, que si se va a vivir a un costoso chalet en Galapagar en cuanto tiene ocasión, está revelando que miente. Como revela que miente Celáa si canta las loas de la educación pública y lleva a sus hijas a la privada. No hablaré de Pedro. Lo de Pedro es de Guinness; Pedro parece solazarse en mentir, buscar la ocasión para mentir. Es un caso clínico.

La última en revelar sus preferencias ha sido la vicepresidente Carmen Calvo que, sintiéndose realmente mal, ha olvidado de golpe lo estupenda que le parece la sanidad pública y su desprecio por la privada optando por esta última, en su más alta gama, el Ruber Internacional. Nadie debería reprocharle la elección, solo la mentira.

PUBLICIDAD